Rodolfo Pérez Pimentel

Libro Misterio

Visitante Nr: 79926

NECESARIA EXPLICACIÓN

Una mañana de mediados de 1.985 me encontraba en el estudio profesional cuando sonó el teléfono. Galo Martínez Merchán quería para la segunda sección de “Expreso”, una columna con historietas truculentas que llamaran poderosamente la atención de los lectores del diario, y nada mejor para ello, según pensaba, que consultar con este curioso Cronista.
Inspirado en los Jueves alegres de José Antonio Campos, cada jueves empezaron a salir novedosos casos de Misterio suculentamente graficados por dos jóvenes dibujantes del diario que sabían cómo sacarles el mayor partido. Cabe aclarar que al graduarme de bachiller mi papá me mandó a viajar por el país durante dos meses, en calidad de premio y merecidas vacaciones, tiempo aprovechado en anotar en la memoria historias e historietas, que al decir de Paulo de Carvalo Neto, no pueden ser menospreciadas pues forman parte del imaginario popular ecuatoriano. La columna siguió sin interrupciones casi dos años y luego, tan misteriosamente como había surgido, dejó de salir; pero yo guardé los recortes de prensa hasta que se mojaron en una de las devastadoras inundaciones sufridas en la ciudadela Los Ceibos.
Guiomar Avilés de Ferreti y Leticia Arosemena de Peña, fieles  inteligentes compañeras de colegio de mi esposa, se tomaron el trabajito de recogerlos del piso donde estaban dispersos, húmedos y manchados de lodo, y con santa paciencia los fueron limpiando, acomodando y hasta pusieron esas páginas a secar en el horno. Así salvaron este libro, que como se ve, también tiene su misterio y su historia.
Y pasaron los años, voces amigas insistían en su publicación y yo reacio pues nunca me ha gustado presentar disfrazada la realidad a través del cuento o la novela, hasta que un día me decidí en homenaje al interés demostrado por esas dos amigas y a la iniciativa de Galo, y aquí va esta maraña de cuentones escritos casi a la carrera, sin mayor dedicación ni estilo por las premuras que impone el periodismo.
Considero que tras una revisión final realizada hace poco, existen algunos son bastante ambiguos y otros casi adefesiosos y sin embargo casi todos tienen algo de rescatable como fiel trasunto de una forma de pensar y de sentir no tan lejana, cuando aún reinaban las sombras en los pueblos sin luz eléctrica y la gente solía reunirse a contar historias de muertos y aparecidos a la tenue luz de la penumbra.

Índice de Cuentos

Edwin Romero Dev
Desarrollo y mantenimiento web por Edwin Romero ecro98.98@gmail.com

Contáctame