Zeballos Ross Fernando.

A menudo leemos en los diarios, homenajes importantes a personalidades del ámbito nacional; mas, a veces olvidamos los talentos que se han formado en la parroquia, el cantón y la provincia, que esperan algún día su justo reconocimiento, Creo que ha llegado el momento de rendir homenaje a un gran hombre, que con su intenso trabajo en el transcurrir de los años, ha gestado e impulsado hechos trascendentes en su ciudad y cantón: Don Fernando Zevallos Ross el hombre, el investigador, el historiador que ha producido un sinnúmero de relaciones históricas S referentes a la vida social, política y administrativa del Cantón Bolívar, de su provincia y del país, El escritor que nos deleita con su pluma, permitiéndonos conocer los frutos de sus investigaciones.

Su vida.- Nace un 10 de Octubre de 1903 en la parroquia Riochico del Cantón Portoviejo, siendo sus padres el Coronel Ángel Zevallos Mora y Doña Mercedes Ross Farías. Realiza sus primeros estudios en la escuela de esa localidad. Llega a Calceta en 1926. Allí trabajó primero como fotógrafo y más tarde en la actividad municipal, como: Ayudante de Contabilidad en la Secretaría de la Municipalidad, Comisario accidental de Calceta, Secretario Municipal del Concejo de Paján, Concejal del Cantón Bolívar, Comisario Municipal de Calceta, entre otros. También se desempeñó como Notario Público Segundo de Paján. Fue uno de los fundadores de la parroquia Pichincha, hoy cantón, que nació bajo la guía del también Cantón Bolívar; junto al Padre Luis M: Pinto, párroco de Calceta, Antonio Burgos, Metodio Intriago, Bolívar Giler y otros, bajo el patrocinio económico del filántropo de Zapote, don Simón Velásquez. Le da La primera misa 29 de octubre de 1939: Habíase ya casado el 12 de agosto de ese 1939 con la Srta. Zoila Ubaldina Alcívar Vera, a quien conoció cuando era estudiante en el Colegio de monjas de Rocafuerte, llegando a procrear con ella 3 hijos.

Construyó una de las primeras viviendas, con el dinero ganado obteniendo fotos en un recorrido por las montañas del Cantón Bolívar; sin embargo la casa y su negocio de venta de víveres se derrumban en el terremoto del 13 de mayo de 1942, donde murió su joven esposa. La madre de Don Fernando, se hizo cargo temporalmente de sus 3 pequeños hijos. Luego de ello fue Tesorero Municipal en Calceta (1945 a 1954) e Inspector escolar del Cantón Bolívar en Calceta.

Su labor historicista.- Su afán de investigador histórico comienza en 1922, en que publica un periódico eventual en su pueblo natal. Más tarde, en 1944, se publican las primeras relaciones de la existencia de Calceta en un libro escrito por Don Gonzalo Orellana; allí da a conocer su fervoroso amor a la investigación, para sacar a luz los hechos del glorioso pasado de los pueblos manabitas. Ha realizado investigaciones en archivos oficiales y privados, como los de la Biblioteca Municipal de Guayaquil, Archivo Legislativo de Quito y de las municipalidades de Bolívar, Chone, Portoviejo y otras; lo que acrecentó sus conocimientos y permitió que escriba y manifieste siempre la verdad histórica del cantón y la provincia.

Fue también Director de las Revistas “Orto” (1939), “La Voz de Manabí” (1942) en Calceta, y del periódico “El ayuntamiento”. Publicó el libro “La Parroquia de Pichincha”, escrito con la consigna de defender la verdad y la razón del rechazo de la usurpación de tierras manabitas, por un grupo de personas del Cantón Balzar de aquel entonces. Defendió la hegemonía de la Parroquia y su obra sirvió como información en la defensa limítrofe de Calceta ante el Congreso Nacional, ya que permitió que los letrados Oswaldo Loor Moreira, Wilfrido Loor Moreira, Cicerón Robles, Aquiles Valencia, Sergio Plaza, Armando Espinel Mendoza, Pompilio Silva y otros, presenten sus brillantes alegatos de defensa.

Escribió asimismo el libro “Rumbo al Ejido”, referente al asesinato del Gral: Eloy Alfaro, y de los líderes del liberalismo que lo acompañaban. De igual forma un estudio sobre “Autoridades Coloniales de Portoviejo”, publicado en el tomo I de “Crónicas de Ayer manabitas” de Don Alberto Molina García, así como una serie de publicaciones en libros, periódicos y revistas. Por último, tiene a su haber una excelente producción poética, aún inédita. Posteriormente, actuó como Representante del Cabildo de Bolívar, ante la Legislatura, en la aclaración de la divergencia limítrofe entre éste y el Cantón Bolívar Casó luego en segundas nupcias con la Srta. Elba Domira Vera Alcívar, procreando varios hijos. Fue distribuidor de libros españoles y revistas chilenas, y trabajó en la agencia SKF (Empresa Eléctrica Norteamericana) en Ecuador. Estuvo preso en la época de Velasco Ibarra por atacar a ciertos partidarios de éste, a través de “La Voz de Manabí”. Fue luego transferido a Bahía de Caráquez y más tarde liberado gracias a la acción oportuna de un amigo de la familia.

Fue asimismo militante del partido socialista y miembro del Comité Pro Carretera Colimes-Paján, así como del Comité Pro Colegio Estatal. Director también de la Revista Histórica “El Cantón Bolívar”, y Director del Museo Municipal “Dr. Luis Félix López”, ambos de Calceta; creado en Diciembre de 1981 por iniciativa del DI. Rolando Mendoza, Manuel Félix López, Pedro Loor, Leyo Vélez, Luis Félix López y por él mismo.

La genealogía Ha incursionado también en este campo, realizando grandes investigaciones. Tiene preparado un estudio completo sobre la genealogía de los Zevallos en el Ecuador, de próxima aparición. También ha proporcionado valiosa información a muchos investigadores en la realización de estudios genealógicos de varias familias de Manabí y del país. Por su gestión y su invalorable aporte a la cultura, periodismo e historia de los pueblos del Ecuador se ha hecho merecedor a varios homenajes, tales como Mención de Honor y escudo del Cantón, por la I. Municipalidad del Cantón Bolívar en 1981, junto al Dr. Wilfrido Loor Moreira. – Medalla de Oro otorgada por la Casa de la Cultura, núcleo de Manabí en 1987. Mención de Honor por la Casa de la Cultura en Mención de Honor al Mérito Cultural por Radio “Momento” en 1989. – Mención de Honor por la Asociación de Empleados Municipales del Cantón Bolívar en 1989. Mención de Honor y Medalla de Oro por la I. Municipalidad del Cantón Bolívar en 1991. – Periodista Símbolo por la Federación de Periodistas de Manabí, entre otras.

Su pluma, talento e inteligencia nos seguirá brindando más publicaciones que permitirá desentrañar aspectos importantes de. nuestra historia. Motivo por el cual su provincia y el país esperan un pronto reconocimiento gubernamental por su aporte a la cultura, La Corporación “Amigos de la Genealogía” y la Fundación Manuel Andrade Ureta, organizadores de las XVIII Jornadas de Historia Social para octubre de este año en Portoviejo, denominarán a di cho evento con el nombre de Fernando Zevallos Ross.