VILLAMIL ICAZA, ANA


doctores Miguel E. Castro, Fausto Navarro A., Carlos Camacho y Alberto Cortez García, y actuó como Secretario el Dr. Carlos A. Arroyo del Río, quien fue después Presidente del Ecuador. El ejecútese lo puso el Jefe Político del Cantón, en ese año, don Angel Tola Carbo y lo certificó su Secretario don Clodoveo Moreira. Con posterioridad, en 1966, el M.I. Cabildo, confirmó la Ordenanza mencionada y aprobó la resolución en Sesión Solemne del 25 de Julio de aquel año, declarando Himno de Guayaquil a la canción al 9 de Octubre y debiendo ser considerada así, por lo tanto, en forma oficial.
Consecuentemente, la interpretación de la Canción al 9 de Octubre es obligatoria en los actos solemnes del Municipio y en las fiestas patrias. Su aprendizaje es también obligatorio por parte de los alumnos de las escuelas y colegios del puerto, ya que ha pasado a ser el Himno Oficial de Guayaquil.
Todos los nacidos en la ciudad de Octubre y los residentes de otras regiones del país lo cantan con unción patriótica y gran fervor porque es símbolo del esfuerzo y pujanza de este heroico pueblo.
Un arreglo musical posterior oportuno y necesario
En septiembre de 1973, el Ministerio de Educación Pública por intermedio del entonces Jefe Civil y Militar Coronel Luis Molina Arroyo, se dirigió a la Srta. Zulema Blacio Galarza, Supervisora Regional de Educación Musical, para que enviara a Quito la letra y la música del Himno Oficial de Guayaquil.
La Srta. Blacio, que perteneció a una familia de magníficos artistas, fue al Conservatorio de Música, donde también ella era profesora y estaba dirigido por la Srta. Lila Alvarez García, y encontraron al tocar en el piano la partitura original de la Canción al 9 de Octubre, proporcionada por el Sr. Luis Noboa Icaza, familiar de la compositora Ana Villamil, la cual ha sido publicada en la revista guayaquileña La Ilustración, de octubre de 1918, que el acompañamiento de la mano izquierda difería considerablemente de la copia para piano que repartía el M. I. Concejo Cantonal para uso de los profesores de canto de las escuelas de la ciudad.