VILLAMIL JOLY: José Maria


En julio de 1842 enterado de que eu Panamá había fiebre amarilla, el Coronel José Maria Villamil, que se encontraba en el archipiélago de Colón (o Galápagos) se dio a la vela e hizo grandes esfuerzos por llegar cuanto antes a esta ciudad a fin de prevenirla para que todos los buques fueran sometidos a la desinfección y cuarentena; pero llegó tarde. la goleta inglesa Reina Victoria que hacía repetidos viajes entre Guayaquil y las costas del Norte, y cuyos consignatarios en la ciudad eran los señores Polhemus y Micke, había rodeado en el puerto procedente de las costas de Veraguas, el 31 de Agosto de 1842, trayendo a bordo algunos fabricantes, de los que perecieron ya en nuestro suelo el capitán, el práctico que la conducía y que murió en el Hospital de Caridad, y parte de la tripulación.
El Reina Victoria una había recibido en Panamá dos pasajeros procedentes de Nueva Orleans, de los que uno murió en viaje y el otro fue desembarcado en las costas del Chocó comunicando el mal de esa población,
En 1851 Don José Maria Villamil, actuando de Ministro General, pidió al Gobernador de la provincia un informe sobre los dos hospitales de la ciudad, y nombró también una comisión compuesta por los médicos J.B.Destruge, Francisco Arcia y Sixto L. Durán para que visitaran dichas casas y emitieran su parecer.
El General Villamil, que había sido edecán y compadre de Flores, al emprender su expedición colonizadora al Archipiélago de Galápagos, clamó a una de las vías que forman ese conjunto, con el nombre del General: la isla «Floreana».