VARAS AVILES PATRICIA

SCHOLAR.- Nació en Guayaquil el 21 de Enero de 1961. Hija legítima del Ing. Guillermo Varas Peñafiel, natural de Samborondón, profesor de Ingeniería Civil en la Universidad de Guayaquil y conferencista en la Universidad Católica, funcionario de la Empresa Municipal de Agua Potable, Master en Ingeniería Sanitaria en la Universidad Chapel HULL, North Carolina; y de Fanny Avilés Diaz, guayaquileña.
La última de una familia compuesta de tres hermanas. Viajaron en 1962 a Panamá cuando su padre fue contratado como Consultor de la Organización Mundial de la Salud por las Naciones Unidas.
En Panamá recibió las primeras letras en la escuela Española, luego pasó al Instituto Alberto Einstein. Entre 1968 y el 73 estudió en el Colegio Americano de Tegucigalpa y siguió cursos de Inglés en el Colegio de los Menonitas. Entre el 73 y el 76 estuvo en el Colegio Santo Domingo de la Capital de la República Domicana. Fueron años de vivencias muy interesantes por países hermanos. Durante las vacaciones de verano viajaban por los Estados Unidos mejorando el idioma inglés.
En 1976 su padre se acogió a los beneficios de la jubilación y todos regresaron a Guayaquil. Patricia fue matriculada en el Liceo Panamericano, graduándose de Bachiller en 1979 con sobresaliente.
Siempre había sido una excelente alumna y por eso, mientras se tramitaban su ingreso a una Universidad de Norte América, fue contratada como profesora de Historia General para el segundo curso del Liceo y enseñó inglés en la Benedic Language School de Guayaquil. Ese mismo año tomó varios cursos en la Universidad Católica y fue alumna de Cecilia Ansaldo en Literatura Ecuatoriana, de Joaquín Hernández en Antropología Cultural, del padre Ignacio Vara en Teología, aprendiendo la Teología de la Liberación como parte de un grupo dinámico; de Matilde Cifuentes en Antropología Física y de Patricio Martínez en Historia del Ecuador. Por ello considera que fue un año muy positivo para su actual formación, tuvo por compañeros a los actuales escritores Jorge Martillo Monserat, Fernando Itúrburo Rivadeneyra, Raúl Vallejo Corral.
En 1980, tras obtener el Premio La Filantrópica, viajó a la Universidad de Toronto a seguir estudios Latinoamericanos, Sociología y Geografía, de cuatro años de duración.
Durante su aprendizaje contó con el asesoramiento de dos distinguidos profesores exilados argentinos: Miguel Murnis en Sociología y José Nun en Ciencia Políticas, del jamaicano Keith Ellis, especializado en Literatura Cubana. Vivía en la residencia universitaria y en el verano del 83 conoció todo México con la Beca “Doris May Barker”.
En 1984 fue profesora auxiliar, enseñó Lengua Española en la Universidad de Toronto y ganó la beca “University of Toronto open felloship” de un año de duración. El 85 enseñó Lengua Española en la Universidad de York cerca de Toronto. Vivía estrechamente y trabajaba cuarenta horas al mes en la Biblioteca de la Universidad de Toronto por $250; realizaba trabajos voluntarios como traducciones gratuitas con inmigrantes latinoamericanos en diferentes iglesias y centros de refugiados. Ese año comenzó una tesis sobre el escritor argentino “Horacio Quiroga y su contribución a la Literatura Contemporánea” bajo la dirección de Keith Ellis, publicada en el No. 26-27 de la “Revista de Literatura Contemporánea” de la Universidad de Zulia, Venezuela, 1986, págs. 1 al 27.
El 86 contrajo matrimonio con Giusppe Scavizzi Barberi, natural de Roma, historiador de arte religioso y autor de varios libros, profesor de Historia del Arte en la Universidad de Toronto y de Historia de la Religión en el Centro para estudios religiosos de esa misma ciudad. Sin hijos.
Ese año obtuvo la beca “Ontario Gradúate Schoolarship” que pagó su matrícula y le dio $ 9000 anuales.
En 1987 consiguió la beca más importante del Canadá, la “Doctoral Felloship of the Social Ciencias in humany research Concil of Canadá” consistente en estudios, $14.000 anuales y dos años de duración, El 88 publicó en el No. 39 de la revista “Texto Crítico” de la Universidad de Veracruz su artículo “Intertextualidad en el cuento, tema del traidor y del héroe de Jorge Luis Borges” en 8 pags. y con la beca “Buchanam” que cubría pasajes y gastos de viaje, libros, fotoscopias, etc. viajó a Guayaquil, Quito y Cuenca para escribir su tesis Doctoral “La Nueva narrativa y la cultura nacional popular en el Ecuador”. Tres narradores representativos” en cerca de 300 pags. donde estudia a Raúl Pérez Torres, Iván Eguez y Jorge Velasco Mackenzie, con bibliografía. (1)
Originalmente la tesis iba a contener la obra de un cuarto escritor: Jorge Dávila Vásquez, sobre quien tiene mucho material y un artículo avanzado, pero tuvo que cortar la tesis con los tres primeros para poderlas presentar a tiempo en la Universidad.
Igualmente el 88 dictó varios cursos de Poesía y Teatro Latinoamericano, Ficción Latinoamericana del siglo XX y Cultura y Civilización de Latinoamérica, en las Universidades de Toronto y de York.
Entre el 89 y el 90 fue Profesora visitante de la Universidad de Victoria en la Columbia Británica y en el coloquio celebrado en dicha universidad presentó la ponencia: “Parodia y Sátira en la Linares”.
En 1990 dictó cursos de Lengua Española, Civilización latinoamericana, un curso panorámico de Literatura Latinoamericana y la Novela en Méjico en la Universidad de Waterloo en Ontario, a tres horas de Toronto.
En el verano del 91 tuvo a su cargo el Bureau de Español para un Congreso de Gobernadores del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola de Naciones Unidas.
Tiene los siguientes artículos largos: 1) “El rufián dichoso, una comedia de santos diferente” que ha sido aceptada en la revista “Anales Cervantinos” del Consejo Supremo de Investigaciones de Madrid. 2) “El arte de la llamada poesía panfletaria o tendenciosa de Miguel Hernández” aceptada en “Hispanófila”, revista de la Universidad de North Carolina, 3) “La toma de conciencia del yo poético en cuatro poemas humanos de César Vallejo” y 4) “Lo erótico y la liberación del ser femenino en la poesía de el mira Agostini”.
Pasa sus vacaciones anuales entre Guayaquil y una granja en la Toscana, cerca de Florencia, propiedad de su esposo. Ha iniciado una investigación sobre lo erótico en la poesía y lo pornográfico en la narrativa.