THOMAS PETER

SCHOLAR.- Nació en Greenville, South Caroline, USA, el 23 de Abril de 1947 y fueron sus padres legítimos Dean K. Thomas, natural de Trenton, New Jersey, representante de la compañía de maquinaria industrial “Erize Magnetics” para las industrias textiles en las Carolinas y Christy Hersey, natural de Boston, Massachussett, ambos de religión Cuaquera.
El mayor de una familia de tres hermanos que viajaba mucho por el trabajo del padre, fue matriculado en una escuela pública de High Point, Carolina del Norte, Su madre era una afanosa lectora de novelas y ensayos y durante las vacaciones de verano prohibía salir a sus hijos desde las doce del día hasta las dos de la tarde para criarles el hábito de la lectura.
Eran los días más álgidos de las luchas por los Derechos Sociales de la gente de color y su madre se afilió al movimiento liderado por el Dr. Martín Luther King, lo cual fue mal visto por algunos amigos y vecinos que se retiraron, pero ella no les hizo caso y siguió de activista, arriesgándose entre blancos y negros en una peligrosa campaña que por momentos adquirió ribetes de gran violencia; por eso, aún joven, aprendió muchas cosas sobre la hipocresía del racismo, cualquiera que fuere. En el quinto curso tuvo por compañera a Brenda Davies con quien se casaría doce años después. Buen alumno, se graduó de Bachiller en 1965.
Ese año ingresó a la Universidad de Carolina del Norte, siguió los Cursos de Literatura Norteamericana e Inglés y para pagarse en parte sus estudios consiguió diversos trabajos. Vivía solo pero el 68 decidió abandonar la Universidad porque le entró una cierta rebeldía contra el sistema imperante.
Entre el 68 y el 73 llevó una vida bohemia y tuvo diferentes oficios. Fue estibador en los muelles de Camiones con poco sueldo. Conversaba y bebía por las noches con amigos intelectualizados y como la religión Cuáquera es pacifista, el Estado no le molestó con la guerra de Viet Nam, después consiguió operar Cámaras dentro del sistema Offset en diferentes imprentas y ahorró, pues había comprendido que era vital para su formación un mayor conocimiento del territorio norteamericano. Con tal motivo viajó por numerosos Estados entre el 73 y el 75. Llegó al Norte de México, siguió al Distrito Federal donde aprendió español. Hippie mochilero, sobrellevó todas las incomodidades con alegría. Finalmente regresó a Atlanta, Georgia, donde la esperaba su novia Brenda, profesora en escuelas públicas y con una Licenciatura en Educación de niños con retardo, con quien contrajo matrimonio el 76. Son felices aunque sin hijos.
El 77 pasaron a Alburquerque en New México donde ambos trabajaron. Peter siguió estudios de Español e Hispanoamericanos (Historia, Política y Literatura) en el Instituto Latinoamericano y en varias Facultades, trabajando por las noches para ayudarse con los gastos. Pensaba especializarse en Política pero al encontrar al Profesor Gustavo Sáenz, notable novelista mexicano, prefirió doctorarse en Literatura Hispanoamericana.
Entre el 77 y el 85 tomó Cursos de Literatura. El 81 vivió con su esposa un semestre en San José de Costa Rica, dentro del Programa de Estudios en el extranjero que mantiene la Universidad de New México. Entre el 85 y el 90 siguió la Maestría en Literatura Hispanoamericana y Brasilera, trabajó como ayudante de Cátedra. El 86 ganó por notas la beca del Instituto Latinoamericano de México y vivió un año en ese país, el 87 logró la Beca Mellon Grant, viajó otro año al Brasil, siempre con su esposa. Entonces aprendieron el portugués. Por las becas no pagaba matricula pero a cambio tenía que dictar dos horas semanales de clases de español a alumnos principiantes. Su profesor Sáenz le motivó a escribir una tesis sobre México y así salió “Metahistoria y el Neobarroco en la novela. Noticias del Imperio de Fernando del Paso” publicada parcialmente por la Universidad de Indiana en 1995.
El 89 el Profesor Dick Gerdes, que también hace traducciones de novelas del español al inglés, le recomendó visitar Ecuador. Con tal motivo vivió dos meses entre Quito y Cuenca haciendo entrevistas e ingresó a la Asociación de ecuatorianistas que presidían el Dr. Michael Waag, fruto de tales trabajos son los siguientes ensayos:
1.- “La Distinción de lo Único entre Marx y una mujer desnuda” para la Revista Cultura del Banco Central del Ecuador.
2.- “El Eterno retorno en la narrativa ecuatoriana contemporánea” que trata sobre diferentes novelas y presentó el 92 al Congreso de ecuatorianistas de la Universidad de Kentucky”.
3.- “La ciudad de Quito como signo del laberinto” ponencia en el Congreso de Ecuatorianistas celebrado en Quito en 1993.
Entre el 90 y el 92 fue Profesor Visitante de Español y Literatura y Cultura Latinoamericana en la Universidad del Estado de Idaho, con sede en Pocatello. Desde el 92 daba Literatura Latinoamericana en la Universidad de Carolina del Norte en Wilmington, sus clases son de Literatura, Civilización y Cultura propiamente hablando.
El 94 escribió en inglés “Rigoberta Menchu, voz de los Mayas” resumen de su vida y del triste papel Jugado por los Estados Unidos a través de la CIA. en la política interna guatemalteca, desde el derrocamiento de Jacobo Arbens en 1974, para imponer la sangrienta dictadura del Coronel Castillo Armas.
El 95 dio a la luz su novela “’Garabatos Gringos” en 123 palabras en la Editorial Abrapalabra de Quito. La obra fue comenzada en 1987 en un Taller Literario que dictó el Profesor Sáenz en New México y es una antinovela autobiográfica fragmentada por diferentes voces, perspectivas y estilos. Se yuxtaponen situaciones opuestas, monólogos, cartas, preguntas para exámenes comprensivos de estudiantes de Literatura Latinoamericana y está muy influenciada por la nueva novela francesa de Robbe- Grillet y Claude Simón. El mensaje se expresa a través del protagonista desdoblado en varios nombres. Collage, mezcla de diversos estilos, prosa laberíntica para perder al lector, a pesar que expresa mucha conciencia política a fin de encontrar las cosas más insólitas, fuente de presentación de la realidad.
Desde el 89 acostumbraba visitar anualmente el Ecuador. En Agosto del 95 concurrió al VIII Congreso de ecuatorianistas celebrado en Guayaquil con la ponencia “Azulinaciones” Bildungsroman femenino de la Onda ecuatoriana” sobre la obra de la novelista quiteña Natasha Salguero, ganadora en 1989 del Premio de Novela “Aurelio Espinosa Pólit”, desarrollando la teoría que demuestra que la novela de aprendizaje se adapta eficazmente para expresar el surgimiento de las mujeres, del condicionamiento cultural hacia la lucha con fuerzas institucionales, su progreso hacia la meta de una existencia plena y el esfuerzo de reestructurar sus vidas y la sociedad según su propia visión de sentido y el modo correcto de vivir.
Trato expresivo y sereno, habla con seriedad pues domina los temas literarios. Su estatura mediana, canela claro, ojos melados, pelo entrecano, contextura robusta. Es uno de los mayores conocedores de la novelística ecuatoriana de fines de siglo XX.