Sánchez de Orellana Ramírez de Arellano Clemente.

EL CORREGIDOR DE LOJA DON CLEMENTE SANCHEZ DE ORELLANA Don Clemente Sánchez de Orellana, hermano mellizo de Don Jacinto, hijo de Don Clemente Sánchez de Orellana y de Doña Jacinta Ramírez de Arellano, nació en Zaruma. Fue bautizado en esa villa por el Bachiller Don Diego González de Heredia el 10 de Setiembre de 1660. Este hermano del primer Marqués de Solanda llegó a ser Maestre de Campo del Batallón de la ciudad de Cuenca en 1693. En 1715 fue Corregidor de Loja (1).

MUERTE DE DON CLEMENTE Murió en La Toma el 15 de Septiembre de 1719, cuando su hermano Don Pedro Sánchez de Orellana, Comisario de la Santa Cruzada, lo traía desde El Cisne a Loja, para curarlo y reparar sus dolencias. El Alcalde Ordinario Capitán Don Francisco de Riofrío y Peralta concurrió a la casa del difunto y percibió las llaves de sus arcas, para que asegurados sus bienes se diese cumplimiento a las mandas y legados. Gregorio Jaramillo de Andrade, Escribano de su Majestad, certifica cómo habiendo venido del pueblo del Cisne en el concurso de gente, trayendo en unas andas al General Don Clemente Sánchez de Orellana, familiar Titular del Santo Oficio, Corregidor y Justicia Mayor que fue de

esta ciudad, por su poca salud, en el paraje que lamenta Toma pereció y paso de esta presente vida “Y habiendo traído cuerpo difunto a casa del Sr. Maestro Don Pedro Sánchez de Orellana, Comisario de la Santa Cruzada, su hermano, le vi en otras andas con diez velas de cera a los lados y habito de mi Padre San Francisco y al parecer muerto eternamente. Y para que obre el efecto que hubiere lugar, di el presente en esta dicha ciudad de Loxa, en quince días del mes de Septiembre, año de mil setecientos y diez y nueve”, Por haber venido de dicha distancia su cuerpo estaba ya casi corrupto.

ENTREGA SU TESTAMENTO EN EL CISNE- SU CONTENIDO 13 de Septiembre de 1719, entregó en el pueblo del Cisne su testamento cerrado al Escribano Gregorio Jaramillo de Andrade. El Corregidor estaba enfermo, mas sano de entendimiento, memoria y voluntad. Manda que su cuerpo sea enterrado en la Iglesia Matriz de la ciudad de Loja. Declara que es soltero y libre de matrimonio, pero que en la ciudad de Cuenca parece haber dejado algunos hijos naturales. Declara que tiene una hacienda en el Valle de Pincay, llamada Sanga. Establece una capellanía de 4.000 pesos para que la sirvan los hijos de Doña Teresa de Riofrio y Peralta, su cuñada, viuda del General Don Jacinto Sánchez de Orellana, difunto, su hermano