Sánchez de Orellana Ramírez de Arellano Jacinto.

/ EL MAESTRO DON PEDRO SANCHEZ DE ORELLANA había sido cura interino de Zaruma y propietario del pueblo de Yulo, jurisdicción de Zaruma, y cura beneficiado durante más de cuarenta años en la Parroquia de San Sebastián de Loja. Fue también Comisionado Subdelegado Apostólico de la Sta. Cruzada y Vicario del Monasterio de las Nieves de Loja. Los dos hermanos administraron sus curatos con eficaz cuidado y vigilancia y eran, por esto, estimados y respetados de indios y españoles (2). Mandó a fundar una capellanía de mil pesos. Los mil pesos quedaron impuestos sobre la hacienda de Cochaguro, en los términos de Zaruma. El cargo que tenían era de veinticinco misas rezadas. Los patronos serían los curas de la Matriz de Loja. Las mismas se dirían por su alma y la de sus padres. En virtud de esto el Dr. Juan Bautista de la Cueva, Cura y Vicario de la Iglesia Matriz de Loja, vendió a Tomás de Loarte la hacienda de Cochaguro, con cien yeguas y vacas, en precio de los mil pesos. El comprador reconoció los mil pesos redimibles de la Capellanía que mand6 a fundar Dn. Pedro Sánchez de Orellana, debiendo reconocer anual- mente cincuenta pesos de a ocho reales de censo, renta y tributo. La venta se efectuó el 23 de Julio de 1737 (3).