SALINAS Y LOYOLA: Juan


Fué don Juan Salinas, el más audaz y el más recio de los buscadores de oro el que realizó el viaje asombroso de Loja al Marañón, y siguió aguas abajo hasta el Ucayali, en un recorrido de ida y vuelta que duró dos años. Cronológicamente fué el camino de Loja al Marañón el de mayor importancia.
La consolidación de la ruta fué utilizada para la explotación de la minería en Bracamoros y Yaguarzongo, Gobernación del citado Don Juan. Juan de Salinas fundó Valladolid, Loyola, Neiva y Santiago de las Montañas, en el territorio de Yaguarzongo y Bracamoros. Mercadillo fué, como bien sabemos, el precursor o introductor en los Bracamoros y Yaguarzongo de Juan Salinas, quien estuvo en la conquista y fundación de Loja y Zamora con aquel Capitán. Salidos de Zamora y Loja después del descubrimiento de los yacimientos de oro en dicha región, y atraídos por las noticias recogidas por Pedro de Vergara y Pedro de Ibarra, es natural que Salinas y sus soldados tratasen de adquirir y adquirieron desde el primer día de su entrada a la cuenca del Santiago datos sobre la riqueza del suelo que pisaban. En enero de 1564 (en su segunda entrada a Yaguarzongo, repoblación de Valladolid y de Santiago, y fundación de Loyola y Nieval Salinas tenía noticias, no sólo de la existencia de yacimientos de oro, sino también de plata.