ROLDOS GARCES ALFONSO

MEDICO.- Nació en Babahoyo el 20 de Febrero de 1926 y fueron sus padres legítimos Eladio Roldós Barreiro (1901- 1963) propietario de las pequeñas haciendas María Rosa y Paulina en esa jurisdicción, político liberal, Gobernador de los Ríos en 1943 – 44, tras la revolución del 28 de Mayo de 1944 huyó de Babahoyo y fue apresado en la hacienda Petita, conducido a Babahoyo corrió peligro de muerte. La familia logró hacerlo traer a la Cárcel Pública Municipal de Guayaquil, donde permaneció nueve meses detenido por causas políticas y después trabajó en la Municipalidad de Guayaquil; y Rosa María Garcés Blondet, naturales de Barreiro y Ambato respectivamente.
El mayor de cinco hermanos que crecieron felices en una casa de madera frente de la Gobernación de Babahoyo. De seis años fue matriculado en la escuelita del Profesor Chopitea de nacionalidad italiana y aprendió las cuatro reglas, a leer y a escribir. Una noche se incendió la manzana de atrás, lo sacaron a la iglesia, pescó un mal aire y amaneció con fiebre y neumonía. Traído de urgencia a la casa de su tía Marieta Roldós de Icaza Moreno frente a la Catedral, fue tratado por el Dr. Alfredo Valenzuela Valverde con inyecciones de Pentosil (sulfa) en la vena.
Para su recuperación viajaron a Ambato, habitaron en casa de la tía Virginia Garcés Ubidia, dueña de un gran almacén de mercaderías alemanas importadas a través de la firma Max Muller y estudió en un pensionado religioso ubicado al lado del río.
De diez años tuvo un principio de tuberculosis y lo curaron con los métodos tradicionales (gadusan, extracto de hígado de bacalao y malta con hemoglobina). Finalizó la primaria en el Centro Escolar Nueve de Octubre.
El 38 ingresó al Vicente Rocafuerte y como vivían en el barrio del Astillero su padre lo llevó al Club Sport EMELEC que presidía el gringo George Capwell, donde practicó natación, box y basket. El 44 escribió un artículo largo titulado “Del cretino al genio”, tomado de una novela rusa y premiado con su publicación en la revista del Colegio.
Ese año se graduó de Bachiller e ingresó a la Facultad de Medicina en situación de apremio, porque a causa de la política su padre había tenido que ir vendiendo las propiedades y había días que no tenían que comer, pero la situación se fue arreglando pues eran unidos y solidarios. Sus hermanos menores Jaime y Gabriel empezaron a trabajar.
Entre el 44 y el 46 aprobó los dos primeros Cursos con espléndidas calificaciones, mientras que una activa militancia en la JUC. Juventud Universitaria Católica, con Juan Alfredo Illingwonh Baquerizo, Santiago Castillo Barredo, Juan Valverde López y José Gómez Izquierdo le llevó a formar filas en ARNE. Acción Revolucionaria Nacionalista Ecuatoriana, que lideraba Nicolás Valdano Raffo en Guayaquil, donde estudiaban el ideario falangista y hacían prácticas de tiro de fusil. Sus líderes aspiraban a formar élites para la toma violenta del poder, pero entraron directamente a colaborar con el gobierno de Velasco Ibarra en 1952, quemaron etapas y el movimiento terminó desprestigiado.
En Marzo del 47 logró una de las dos becas que el gobierno argentino del General Juan Domingo Perón otorgó a la Universidad de Guayaquil, consistentes en los pasajes, $ 400 y una mensualidad en pesos, para cursar estudios en la Universidad Estatal de Buenos Aires. Inscrito como alumno libre, rehabilitó sus estudios y el 49, cuando estaba en el Cuarto año, a causa de la inflación reinante en ese país tuvo que ayudarse vendiendo jabones, seguros para educación y de vida, etc. con su compañero de beca Manuel de J. Real Murillo.
El 50 se empleó en la consulta externa del Hospital Penna de policía. El 51 consiguió dos trabajos de medio tiempo (tres mañanas a la semana) como Practicante del Hospital e Interno en una Clínica privada de un suburbio, su pariente Alejandro Dunn Maquilón le empezó a enviar pequeñas ayudas mensuales y pudo dejar uno de ellos. Por entonces se relacionó con el Dr. Velasco Ibarra, quien vivía cerca de su pensión en el sector de las Barrancas de Belgrano y los domingos de mañana asistía a la misa de la Basílica, donde su imponente figura destacaba en los oficios religiosos siempre de pie.
En Diciembre del 53 rindió su grado Doctoral en Medicina y Cirugía pero continuó trabajando en el Hospital Penna hasta Junio del 54 en prácticas de Endocrinología: Diabetes, obesidad, tiroides, suprarrenales, hipófisis, etc. Ese mismo mes volvió a Guayaquil tras casi ocho años de ausencia e instaló su consultorio frente a la Botica Alemana de Pedro Carbo entre Luque y Aguirre. El 31 de Diciembre contrajo matrimonio en casa de su padre con Marina García Plandolit, natural de Montegrande en Buenos Aires, unión estable, feliz y con tres hijos.
El 56 fue designado por el Dr. Roberto Gilbert Elizalde para formar parte del staff de médicos de la Clínica Guayaquil. Armando Pareja Coronel, personaje de temperamento y genio, lo tomó a cargo en la Sala de Mujeres Santa Elena del Hospital General. Allí laboró gratuitamente y por espacio de once años entre el 58 y el 69 y con el Dr. Francisco Parra Gil introdujo la Endocrinología como especialidad médica en el país.
El mismo año 56 el Dr. Jorge Hurel Cepeda le hizo designar Profesor ayudante de la cátedra de Clínica Terapéutica, tras la huelga estudiantil decretada contra el Dr. Jorge Barrera Sosa. El 58 fue promovido a Profesor accidental de Farmacología y titular de Patología Interna. El 60 fue titular de Clínica Médica por Concurso hasta el 70 que pasó a dictar Medicina – Dos con pacientes y el 87 Medicina – Uno – Teórica – durante nueve años. El 96 ocupó la dirección de la Escuela de Graduados para la formación de médicos especialistas en los Hospitales de Guayaquil. En la Universidad Católica inauguró la cátedra de Endocrinología en 1972.
Desde 1960 trabajó en la Clínica del Seguro ubicada en Chile y Colombia como Médico del Departamento de Medicina Preventiva. El 66 fue Jefe del Servicio de Medicina. Ese año ocupó el Ministerio de Previsión Social, trabajó durante el interinazgo del Presidente Clemente Yerovi Indaburo y ayudó a la preparación y aprobación de las siguientes leyes: La reformatoria de la Federación Médica, de Botica, de Odontólogos y la segunda Ley de Cooperativas. Igualmente logró la solución de casi cien conflictos colectivos de trabajo, pero al querer estructurar un Código de la Familia le faltó tiempo por la premura de interinazgo. Ese año ocupó la Vicepresidencia de la XVII Asamblea de la Organización Mundial de la Salud celebrada en Ginebra y la presidencia del capítulo de PAMA en Guayaquil.
El 70 adquirió un departamento en Junín 105 y Malecón con un préstamo hipotecario. Ese año se inauguró el Hospital del IESS y fue nombrado Jefe alterno de la División de Medicina, el 72 fue Jefe de ese Departamento, el 73 ascendió a Director Regional del IESS en Guayaquil, el 74 fue Director Regional del Departamento Médico Social y el 75 Jefe del Departamento de Medicina, donde permanecería hasta el 87 que se acogió a los beneficios de la Jubilación.
El 79 fue designado presidente de la Sociedad Médico Quirúrgica del Guayas y con el Dr. Parra Gil fundó la Sociedad Ecuatoriana de Endocrinología que también presidió.
Médico a tiempo completo y por vocación irrenunciable, en cierta ocasión declaró: Soy un Médico, no hay otra cosa en la vida que más me inquiete, entusiasme y apasione. La satisfacción de encontrar el diagnóstico y sanar al enfermo es mi meta y todos los éxitos que he alcanzado se relacionan con la docencia.
Estatura mediana, tez blanca rosada, pelo canoso, ojos café. Introductor de su especialidad en el país, es buscado para las conferencias magistrales que sabe ofrecer sobre los más diferentes tópicos relacionados con la cultura, la misión del médico y la medicina, siendo su especialidad la Etica Profesional. Falleció en Guayaquil.