Rivet Paúl

rencias en la Universidad Central y en la Casa de la Cultura Ecuatoriana y recibió en la primera la investidura de Doctor Honoris Causa y en la segunda el título de Miembro de Honor de la Institución. Desde años antes lo era de la Academia Nacional de Historia.

El insigne americanista, Director del Museo del Hombre, volvió nuevamente a Quito después de cinco años. Debía concurrir al Congreso Internacional que se efectuara en México, donde se le preparaba un gran homenaje con ocasión de cumplir ochenta años de vida fructuosa y el sabio Maestro no quiso dejar de ver una vez más a los amigos de su segunda Patria. Breve fue su estadía última en Quito; pero con qué cordialidad conversó y evocó recuerdos inolvidables.

En 1936 había hecho publicar en París, en la colección de “Travaus et Mémories” del Instituto de etiología el manuscrito ilustrado de Felipe Huamán Poma de Ayala titulado “Nueva Crónica y Buen Gobierno” hallado en 1908 por el Dr. Ricardo Pietschman en la Biblioteca Real de Copenhague (Dinamarca) y que permanecía inédito.