Rivera Simón.

Oidor de la Real Audiencia de Quito en reemplazo de Don Juan Ricaurte. González Suárez, en el tomo IV de su historia dice de Rivera que tuvo conducta escandalosa y serios disgustos con el anciano Presidente de la Real Audiencia Juan de Sosaya y que, cuando éste salió de Quito en 1714, Ribera le tendió acechanzas contra su vida procurando que no regrese salvo a España.