Riera Juan María.

Nació en Ambato, y fueron sus padres el señor Carlos Riera y Dolores Moscoso. Con el nombre de Carlos Antonio Reinaldo fue bautizado en la Iglesia matriz de Ambato por su pariente, el Presbítero Dn. Juan Bautista Vaca.

El 10 de Octubre de 1880 recibió el hábito en Quito, en la Orden Dominicana, y después de dos años, en que manifestó tener verdadera vocación para el sacerdocio hizo la profesión de voto simple, y luego los solemnes ante el Prior Fr. Jacinto La Camera.

En 1884 recibió la tonsura y las cuatro Ordenes Menores, y el 25 de Septiembre de 1887 el Subdiaconado. Se ordenó de Diacono en Cuenca, y obtuvo el Presbiterado en la misma ciudad, de manos del Ilmo. Sr. León, actuando como Padrino de la ceremonia el popular poeta Dn. Miguel Moreno.

De regreso en Quito, previo el respectivo examen, que resultó sobreasliente, obtuvo el grado de Lector o Profesor. Catorce años ejerció la enseñanza de casi todas las materias prescritas en los estatutos del Colegio de Quito.

El 12 de Marzo de 1892 marchó al Oriente para dar ejercicios espirituales y hacer cumplir con el precepto pascual a los habitantes de Macas.

Cumplida su comisión estuvo de regreso en Quito el 12 de junio de 1892 y reanudó las tareas del Profesorado.

Nombrado Vicario Provincial de 1897, sus nuevas ocupaciones no le fueron obstáculo para colaborar con artículos científicos y de otra índole en la Revista, órgano de la Institución religiosa a que pertenecía.

Lució, en fin, el año de 1902, dice un biógrafo del P. Riera, y reunido en 1º de Septiembre el Capítulo Provincial, eligiósele con mayoría absoluta de votos Prior Provincial, suprema dignidad, en la que fue confirmado, en Roma por el General de la Orden el 20 de Octubre del mismo año. De ste modo se dió público testimonio de su inmaculada conducta, prudencia y capacidad para el Gobierno de la Orden.

Fue preconizado e instituído el P. Riera Obispo de Portoviejo el 5 de Diciembre de 1907 por el Papa Pío X.

El 19 de Enero de 1912 fue trasladado al Obispado de Guayaquil, conservando el cargo de Administrador Apostólico del de Portoviejo.

Falleció en Guayaquil el 20 de Noviembre de 1915. Todas las gentes le veneraban como a un santo.