REMY MIGNOT LOUIS

PINTOR.- Nació en Charleston, Carolina del Sur en 1831. Su padre era un americano creolé (así llamaban a las personas de origen francés que vivían en los Estados Unidos en el siglo XIX) y era propietario de una factoría en Baltimore.
Recibió las primeras clases de pintura en su ciudad natal y dadas sus naturales cualidades para el dibujo y el color, su padre le envió en 1850 a estudiar arte en Holanda bajo la supervisión del profesor Andreas Schelfhout donde permaneció tres años.
De veinticuatro años volvió a los Estados Unidos y abrió un estudio en New York pintando paisajes de dicha región en la afamada Academia de Arte “Hudson River School” que funcionaba en un edificio de la calle Diez.
En 1857 se trasladó con su amigo el pintor Frederick E. Church en su segundo viaje a Sudamérica, arribaron a Panamá y pasaron a Guayaquil. En el Ecuador permaneció diez semanas y pintó óleos con paisajes tropicales o escenas de montañas.
En 1858 fue electo miembro asociado de la Academia de Arte de New York. Ya era un paisajista famoso y amigo de prominentes figuras del arte norteamericano como John Ehninger e Eastman Johnson.
Al comenzar la Guerra Civil norteamericana en 1862, dada su difícil situación como ciudadano sureño que vivía en el norte del país, prefirió viajar a Londres donde exhibió al año siguiente varios óleos de grandes proporciones como “Niágara” con una vista de América y en la Real Academia de Pintura presentó “Lagoon in Guayaquil, South America” y “A Winter morning.” Del 65 fue “Evening in the tropic”, del 66 “Under Equator,” del 67 “Tin – tern,” del 70 “Sunset of Hasting,” y Mount Chimborazo,” viajó a Suiza y a otros países donde sus trabajos fueron reconocidos y justipreciados. El 67 participó en la Exposición Universal de París.
Su estadía en dicha capital le fue de gran importancia pues trabó amistad con el pintor James Mac Neill Whistler quien le acercó a las nuevas corrientes del esteticismo, quizá por eso su última producción tuvo un cierto aire misterioso, con fuerza dramática producidas por las nuevas técnicas del momento.
Durante un viaje por Europa en 1870 fue tomado prisionero por los alemanes durante la Guerra Franco – Prusiana debido a sus apellidos franceses. Pasó detenido durante el cerco de París y cuando fue finalmente liberado y pudo regresar a su hogar en Inglaterra, arribó enfermo y falleció en Septiembre en Brighton, de escasos treinta y nueve de edad.
Sus colecciones permanecieron en Londres. Pintó especialmente paisajes del sur de los Estados Unidos y de la región de New York, así como las zonas tropicales en la república del Ecuador. La técnica que utilizaba fue muy celebrada por la delicadeza en el uso de los colores usados en sus atmósferas y en la distribución de los espacios.
En 1996 el Museo de Arte de Carolina del Norte montó la mayor exposición retrospectiva de su vida y obra que sirvió para restaurar su fama como uno de los mayores paisajistas norteamericanos del siglo XIX. Las colecciones actualmente reposan en el Museo Metropolitano de New York, en el de Newark, en el de Carolina del Norte, en el de Brooklyn y en el de la Academia Nacional of Design, pero en nuestro país sigue siendo un artista casi desconocido.