PEÑAFIEL Y ARAUJO LEONARDO

FILOSOFO.- Nació en Riobamba en 1597 y fue hermano entero del padre Alonso de Peñafiel y Araujo cuya biografía puede verse en este Diccionario.Ingresó a la Compañía de Jesús en 1614 y se doctoró en Teología en la Universidad de San Marcos de Lima. En adelante enseñó Teología de Prima en el Colegio de San Pablo de dicha capital, allí permaneció por espacio de más de veinte años y escribió dos Tratados de Teología, el primero en dos tomos.

En 1656 fue electo Provincial de la Compañía. El 57, hallándose de visita en Chuquisaca, sorpresivamente encontró la muerte el día 2 de Noviembre a los sesenta y un años de edad.

Su Elogio Fúnebre corrió a cargo de su primo hermano y discípulo el padre Ildefonso Vallejo Peñafiel, quien transcribió sus Tratados al latín, para su publicación en la ciudad francesa de Lyon entre 1663, 1666 y 1673, en 592, 506 y 432 págs. respectivamente e Indices. Los dos primeros tratan sobre las disputas teológicas y sobre las escolásticas y morales.

1.- Tractatus et disputationes in primaus partem divi Thomas. Dos volúmenes en 592 y 506 págs. Respectivamente. Lyon, trata sobre las disputas teológicas.

2.- Disputationes scholasticae, et morales de virtute fideis divinae,deque infidelitate, haersi & poems hacreticum, Lyon, trata sobre las disputas morales.

También dejó una obra inédita titulada Tractatus de incarnatione verbi divini o Virtud de la fe divina.

Diversos autores antiguos como el padre Murillo Velarde han loado esta obra pues Peñafiel disfrutó de mucho crédito por sus luces y sólida virtud. El padre Buendía en su Vida de Francisco del Castillo, llamó a Peñafiel Oráculo de estos reinos, agregando que era consultor de príncipes, tribunales y religiosos.

Entre los modernos Hernán Rodríguez Castelo ha opinado que estos volúmenes mostraron suficientemente la razón que había asistido a alumnos y profesores del Colegio de San Pablo, para poner la efigie del padre Peñafiel en la biblioteca del Colegio, junto a las de Suárez, Vásquez, Molina, Valencia, Toledo, Belarmino y Lugo.

Julio Tobar Donoso le calificó como el primer autor teológico que tuvo el Virreinato del Perú.

Un manuscrito del siglo XVII titulado “Memoria de la genealogía del padre Leonardo de Peñafiel y del Corral en la Compañía de Jesús, natural de la villa del Villar Dompardo alias Riobamba” dice lo siguiente:

Padres: El Capitán Gonzalo González del Corral y de la Vega, natural del pueblo y villa de los Palacios, jurisdicción del condado de Castañeda en las montañas de Santillana, vecino que fue de la ciudad de San Francisco del Quito, a donde bajó de los reinos de España hacia sesenta y cinco años más o menos. Doña Mariana de Araujo y Sotelo su legítima mujer natural de dichos reinos del San Francisco del Quito.

Abuelos paternos: Juan González del Corral y de la Vega y doña Mencía Quijano su legítima mujer, ambos naturales y vecinos de la dicha villa de los Palacios en el condado de Castañeda.

Abuelos maternos: El Capitán Alonso de Peñafiel natural de Dueñas en Castilla la Vieja, que arribó muy niño el virreynato de nueva España (México) posiblemente llevado por sus padres, despúes estuvo sofocando la revolucion del encomendero Francisco Hernández Girón en 1535 en el curso, tras lo cual fué nombrado corregidor y finalmente de Riobanba en 1592, vecino que fuede la dicha ciudad de San Francisco del Quito a donde bajó de los reinos de España hacia cien años poco más o menos y doña Lorenza de Araujo y Andrade su legítima mujer natural de Orense en el reyno de Galicia.

Bisabuelos maternos y mayores noticias: Francisco de Peñafiel y doña Beatriz del Corral, padres legítimos del Capitán Alonso de Peñafiel, vecinos de Dueñas. Don Rodrigo de Araujo y Andrade natural de Orense en Galicia y doña Elvira de León y Lucero natural de Sevilla, padres legítimos de mi abuela materna doña Lorenza de Araujo y Andrade,