INDABURO ORTIZ PABLO

MARINO MERCANTE. Nació en Portoviejo en 1848. Fueron sus padres el General Hilario Indaburo Jijón y Juana Bautista Ortíz Sedeño, naturales de Guayaquil y Portoviejo. Fue hijo único y lo bautizaron con los nombres de Pablo Agustín.

Desde muy joven se dedicó a la marinería, navegando en los veleros que hacían el servicio de cabotaje por las costas. Su padre había muerto joven y su madre contrajo nupcias con Rafael Terán y tuvo dos hijos.

Hacía 1860 formó una flotilla de canoas de piezas con la que recorrió los ríos del litoral cargando hasta seiscientos quintales de cacao cada una y comerció con diversos productos hasta lograr un pequeño capital.

Hacia 1865 comenzó a trabajar con Shaytes Smyrk como Capitán del vapor “Smyrk” de la “Compañía de Vapores

Guayas S.A.” propiedad de Elisha Lee y de Shaytes Smyrk. Durante la invasión armada del General José María Urbina transportó las tropas gobiernistas del Coronel Martínez Pallares y con ellas entró al río Santa Rosa en persecución del vapor “Washington”, que finalmente fue abandonado por Urbina y Robles en Puerto Gelí.

En 1870 Elisha Lee. George P. Bragdon y Demetrio Pino Reinel vendieron sus acciones en la “Compañía de Vapores Guayas S.A.”. Se fusionaron sus competidores y cuando el 72 lograron el contrato para transportar la valija de correo entre Guayaquil y Babahoyo, cobró importancia la compañía y sus acciones comenzaron a venderse con premio, Indaburo tenía algunas y se desprendió de ellas. En 1871 instaló su propia empresa con el nombre de “Compañía de Navegación Fluvial por Vapores”, cuyo nombre resultó tan largo que la gente prefería denominarla como “La Empresa de don Pablo Indaburo”.

En 1872 se asoció con Francisco Campos Coello e Ignacio Rivadeneyra para la construcción del puente de madera sobre el estero Salado, importaron una pequeña locomotora con vagón y tendieron una línea férrea desde la plaza de san Francisco hasta el Estero Salado pero la locomotora se accidentó y el negocio fracasó. El 73 pidió a la empresa “Pusey and Jones Co.” de Wilmington, USA. el vapor “Washington” de 70 píes de eslora, que dedicó a hacer viajes a Posorja. Ese año se puso de acuerdo con Manuel Teodosio Maro, quien acababa de fundar la “Compañía de Navegación Fluvial” con el vapor “Modesto”, para fijar una tarifa común y evitar la competencia.

En 1876 formó una nueva compañía con su suegro Enrique Seminario había contraído matrimonio con Adela Seminario Santa Cruz – Carlos L. Caamaño, Ignacio Robles Santistevan, Enrique Pareja Garreton, Juan Ignacio Jurado Moran y Luis Cucalón. En Agosto botaron al agua el antiguo vapor “Guayaquil” de 90 pies de eslora, con el nombre de “Bolívar” pero la sociedad terminó poco después.

En 1877 adquirió en Wilmington el vapor “Chimborazo” de 90 pies de eslora. El 80 era propietario único del vapor “Quito”. El 81 participó en la puesta del ferrocarril al Salado, una locomotora y un vagón, que transitaban por medio de la Avenida Nueve de Octubre, antes llamada del Corte, y despúes de las señoritas, hasta el estero Salado (1)

En 1882 compró el vapor “Olmedo” de 90 pies a la “Compañía de Navegación Interior” cuyo Director y Gerente era Miguel Velasco y Velasco.

En ese año se complicó la situación política en el país con la proclamación de la dictadura del General Veintemilla. El vapor “Olmedo” cayó en poder de los revolucionarios que lo   llevaron a Tumbes y de allí a Buenaventura y Barbacoas. El “Quito”, el “Bolívar” y el “Chimborazo”, debidamente armados por el gobierno de Veintemilla, amenazaron a los Restauradores y Regeneradores en Samborondón, luego pasaron a engrosar esas filas. 1883 fue un mal año para la Empresa Indaburo.

A comienzos de 1887 le fue adjudicado el vapor “Sucre” en el remate efectuado por le gobierno. El “Imbabura” fue vendido a Colombia que lo denominó “Talambí”. En Babahoyo tenía Indaburo un hotel flotante acoderado al malecón de la ría y desde el 82 la factoría “La Fama” al lado de la vieja Tahona, frente al estero de Saraguro o San Carlos, donde instaló dos grandes tanques de hierro y madera para depósito del agua dulce traída desde Petrillo en lanchones cisternas de cien toneladas cada uno, remolcados por los vaporcitos “Meteoro” y “Sangay” de la empresa Indaburo. El negocio duró hasta 1890 que comenzó a rellenarse el Estero y como el 92 se inició el tendido de la red de cañerías de agua potable, ya no hubo necesidades mayores de agua.

Desde el 87 mantenía el servicio a Duran con los vapores “San Jacinto” y “Oriente” a fin de atender las necesidades del ferrocarril; también tenía el servicio a Santa Rosa, Provincia de El Oro, para lo cual había construido una casa en Puerto Pilo, donde puso oficina.

Cuando se dirigía a Quito a negociar un contrato para el transporte Guayaquil – Panamá con dos pequeñas embarcaciones, falleció el 9 de Julio de ese año, de un ataque al corazón, de solo treinta y nueve de edad. Su empresa terminó por 1927 con su hija única María Indaburo Seminario, que cedió los vapores viejos a su hijo Clemente y Indaburo.

Fue un excelente patrono, querido y respetado por sus subordinados que gozaron siempre de su afecto

y cordialidad. En lo físico era de mediana estatura, complexión robusta, tez canela clara, ojos, pelo y bigotes negros.

  1. (1) Indaburo tenia un vaporcito llamado ‘’Milagro” que se hundió en la revesa de Juajamba y lo reemplazó con otro mayor. El ‘’Pichincha”, de muy poco andar.