67. Los Alguaciles Mayores de Guayaquil

Hacia 1.634 Guayaquil era un emporio de riqueza por su privilegiada situación geográfica y la feracidad de la tierra que forma la gran cuenca hidrográfica del río Guayas (La mayor en todo el Pacífico desde Alaska hasta la Patagonia) sus aduanas estaban abarrotadas y se aforaban frutos y mercaderías con notable beneficio para la corona española. El rey Felipe IV creó el honroso destino de Alguacil Mayor y Guarda Mayor de Guayaquil con derecho a formar parte del Cabildo y con las siguientes atribuciones: 1) Guardar las leyes sin abusar de sus facultades, y 2) Sujetarse a lo dispuesto en el Real Arancel so pena de perder la dignidad y ser arrestado por perjuro.

El cargo tenia las siguientes regalías: 1) El Alguacil cobraba un impuesto especial como derecho por sus intervenciones, debiendo concurrir delante de los Oficiales Reales y de los Guardas de Aduana en procesiones, desfiles, juras y homenajes y en general en toda ceremonia pública y privada, y 2) Como Capitular de la ciudad tenía adheridos los derechos propios del Ayuntamiento.

Para obtener tal prebenda se requería nobleza, hidalguía, buena raza sin mezcla de judíos ni gitanos, cristianía vieja y no haber sido penitenciado por la inquisición; lo raro es que no se exigía conocimientos especiales.

Había otros derechos, por ejemplo, durante las sesiones del Cabildo podía permanecer armado, caminar por las calles portando vara alta de Alcalde, en las visitas de las cárceles tenía primacía, designando y removiendo a los Tenientes y Alcaldes de Cárcel y a los Oficiales Reales y Guardas de aduana. Organizaba rondas para el cuidado de la urbe y en las conmemoraciones hacia de jefe de Protocolo dirigiendo el ceremonialde estilo.

Los Alguaciles Mayores de Guayaquil fueron docedurante la colonia.

1.- Juan de Vargas Ramírez de Arellano, Capitán de las Reales Milicias (1.634 – 53)

2.- Diego de Noboa Feijoo, Comisario de Caballería, Alcalde Mayor de Santa Hermandad (1.654 – 61)

3.- Baltazar Pérez de Burgos, se juramentó por cesión del anterior (1.661 – 76)

4.- Lorenzo de Sotomayor y Aller (1.676 – 87) pereció en el desempeño de sus funciones a manos de los piratas durante la invasión armada de los Capitanes George Dhout y Francois Picart. Su muerte ocurrió por venganza de un esclavo suyo llamado «el Zambo Bozo» que andaba prófugo; Bozo señaló a Sotomayor, lo hizo salir de la Iglesia de Santo Domingo donde estaba guarecido con el resto de los vecinos y lo apuñalaron en el malecón de la ría a vista y paciencia de todos, arrastrándole por la playa hasta que falleció.

5.- Juan Antonio de Vargas y Rodríguez de Ocerín, se posesionó en 1.691 y ejerció hasta 1.731

6.- Francisco X. Álvarez de Avilés y Jiménez, Capitán de las Milicias Reales y Teniente de Corregidor del Pueblo de Santa Clara de Daule, solo duró pocos meses, renunciando en su yerno Pedro de Aguirre Oliver.

7.- Pedro de Aguirre Oliver, actuó interinamente entre 1.731 y el 34 pero el 12 de Mayo de este año presentó al Cabildo su título firmado por Felipe V, se posesionó como propietario y actuó hasta su fallecimiento en 1.737.

8.- José Millán de Trejo, figuró desde 1.738 hasta 1.741. Fue Regidor Perpetuo del Cabildo y Capitán de Milicias.

9.- Francisco de Gorostiza y Avilés. Se juramentó en 1.742 y renunció en 1.765 a favor de su hijo. Fue Capitán de las Reales Milicias y reformó la administración aduanera de su tiempo imponiendo las medidas dictadas por el Virrey de Nueva Granada.

10.- José de Gorostiza y Muñoz (1.765 – 1.809) Hijo del anterior, heredó el cargo y lo desempeñó hasta su fallecimiento.

11.- José López – Merino y Moreno. Regidor Perpetuo del Cabildo, luego su Procurador General. En 1.811 presentó el título de Alguacil Mayor y ejerció hasta 1.813, y

12.- Juan Barnó de Ferruzola (1.813 -20) vino a la Audiencia como secretario del Presidente barón de Carondelet, era Capitán de Mar y Guerra y había estado en el sitio de Pensacola en la Florida. En 1.816 actuó en el malecón de la ría contra la flotilla del Almirante Guillermo Brown. En 1.820 fue obligado a firmar el Acta de Independencia, encabezó la contra revolución realista de 1.821. Es interesante resaltar que los pocos días que estuvo ejerciendo sus funciones después de la revolución del 9 de octubre, ya no figura de Alguacil Mayor sino simplemente como «Administrador de la Aduana Nacional» siendo por lo tanto el primer director de Aduanas que ha tenido el país.