443. El Comodoro Wright y El Yatch Club

Desde la fundación del Guayaquil Yatch club el 19 de octubre de 1928, Alfredo Wright Aguirre era uno de los socios que más frecuentaba sus precarias instalaciones por entonces de madera, convirtiéndose en el alma de la naciente institución. El 8 de abril de 1929 fue electo presidente y pasó a ocupar las funciones de Comodoro, según lo disponían los estatutos tomados del Yatch club de la Marina en la Habana y las ordenanzas inglesas, respetuoso tratamiento que empezaron a darle sus amigos y que ostentó hasta la muerte. Su largo periodo presidencial está considerado como la edad de oro de dicha institución.

En verano y cada quince días organizaba una regata a Puná, entre la 1 y 30 y 2 de la mañana del domingo. El regreso se hacía por la tarde. Organizaba interesantes y novedosos concursos de fotografía y pesca, se corrían regatas en el río y en las aguas del golfo hasta Posorja; construyó el edificio de cemento armado en la orilla de la ría, frente al paseo de las Colonias; los dotó de un potente faro, de boyas y de las comodidades propias de un club.

Los fines de semana madrugaba a las seis de la mañana para aprovisionar el hielo, comida y bebida a los tripulantes de las embarcaciones que partían. La cocina se hizo famosa por sus especialidades y siempre estaban concurridos los cebiches, almuerzos, cenas y fiestas privadas o de la propia institución. A la salida de sus labores, los socios iban a la departir en alegre camaradería pues se vivía un ambiente de amistad en las áreas sociales, la sala de billares, la de juegos de salón y de mesa.

Deportista completo, era muy inglés en su trato con los demás; una fina cortesía y cierto donaire natural lo distinguían. De vez en cuando hacía prácticas de tiro al blanco en el local de la Asociación de Empleados. Pero lo más importante de su personalidad era la refinada técnica que utilizaba en las construcciones navales. Una o dos veces al año botaba sus embarcaciones a la ría y casi siempre terminaba vendiéndolas a amigos y conocidos por que no tenía competencia. Detallista al máximo, solía adquirir la madera en Esmeraldas y la mantenía secando en bodega siquiera un año.

Utilizaba cedro para el casco seco, alcanfor para el mojado, moral para la quilla y así por el estilo. Cada madera en su lugar preciso y si a eso se agregaba el prefecto acabado de sus interiores y exteriores, el detalle con el que pedía las piezas metálicas por catálogo a Estados Unidos, la perfección de sus líneas, maniobrabilidad, ligereza y belleza de sus yates y veleros, comprendemos por que se acreditaron a nivel internacional. Sus veleros Vanguard y Dorado triunfaron en el Perú por mucho tiempo. El Sunrise en los Estados Unidos.

Sus últimos años fueron dedicados enteramente a la construcción naval y al Yatch club. En 1956 realizó una regata internacional con veleros de Colombia, Perú y Ecuador. En 1958 el II Campeonato Sudamericano de Lightning (relámpago en inglés) que ganó en el balneario peruano de Ancón Enrique Plaza Lavezzari; segundo quedó Emilio Estrada Ycaza.

En 1926 con su amigo el Ing. Humberto Diminich, había fundado el astillero Naval » Cóndor » en la ría y Letamendi, para lanchones, remolcadores, y lanchas deportivas. La sociedad ganó dinero, construyó nuevas embarcaciones y terminó disolviéndose amigablemente. Entonces trasladó sus instalaciones a Azuay y Chimborazo, donde las mantuvo muchos años, convirtiéndose en el mayor constructor naval de embarcaciones deportivas del país, trabajadas siempre en base a planos ingleses.

Entre los Yates que se recuerdan podemos mencionar: 1) Gladis I, 2) Gladis II, 3) Alice, 4) Delta, 5) Mona, 6) Verde I 7) Verde II, 8) Verde III, 9) Mónica, 10) Stella Maris, 11) Sotileza, 12) Silver Spray, 13) Covadonga, 14) Haridor (Harinera del Ecuador), 15) Montecristi, 16) Universo, 17) Isabel, 18) Albacora, 19) Lutecia, 20) Ñata, 21) Carolina, 22) Florencia, 23) Moreira, 24) una lancha sin nombre para un señor Bonifaz del Perú, que la llevó navegando a Lima, 25) Ganadora, 26) Ganadora II, 27 ) una para Julio Estrada, 28) X — 1, 29) Gipsy Lila, para Enrique Weisson, 30) Olguita, para Pedro Miller, 31) Isabel Victoria, para Víctor Emilio Estrada, 32) Hacienda Unión.

Los veleros:  1) Nena, 2) Sun Ray, 3) Rosarita, 4) Sumbean, 5) Vanguard, 6) Britania I, 7)Britania II, 8)Panchi, 9)Dorado, 10) Ondina, 11) Gualy, 12)Florencia.

Sus lanchas automóviles siempre fueron muy veloces y ligeras: 1) Venecia, 2) Delia, 3) Monita, 4) Sin nombre, de Moises Abud, 5) Alicita, 6) Tatita, de color verde 7) Hacienda V. S. de Vicente Santistevan.

En la Delia, el 12 de abril de 1932, el macho Ricardo Astudillo enfrentó en combate a la nave rebelde del comandante Benigno S. Abad, en aguas del Canal Jambelí.

Embarcaciones fuera de borda para competencias . 1) una si nombre para Jouvín Cisneros, otra para Luis Trujillo Bustamante.

Yolas con remos para el Yatch Club y el Banco Central, así como decenas de botes a remo.

Fue uno de los personajes guayaquileños más importantes en la actividad náutica del siglo XX por sus embarcaciones y porque organizó y llevó a cabo numerosas regatas internacionales.