377. Capwell y Los Inicios Del Emelec

“El gringo” George Capwell” nació en Oleon, Estado de New York, USA, el 2 de Julio de l.902.En 1.908 su padre fue contratado para las obras de la Zona del Canal de Panamá y se trasladó a Balboa con su familia. El niño George estudió en una de las escuelas que mantenía el gobierno americano y tuvo una adolescencia plena de realizaciones deportivas, pues desde pequeño poseía contextura atlética y un excelente carácter primario, por abierto y franco, lleno de bromas y conversaciones sabrosas que hacían las delicias de quienes le escuchaban en español y en inglés. Destacó en natación, beisbol y basket, popular, entre sus compañeros siempre fue un líder. Su estatura más que mediana, el cuerpo muy fuerte, al punto que tenía ancho el tórax, gruesos los brazos y piernas, la tez blanca rosada, los ojos azules, el pelo café, pero lo fue perdiendo en los años veinte hasta quedar casi calvo al arribar a Guayaquil.

En l.921 se graduó de Bachiller y quiso ser entrenador deportivo pero su padre le impuso que estudiara ingeniería en el Instituto Politécnico de Renssalier, N. Y. y cursó los tres primeros años, destacando más bien como excelente miembro del equipo de beisbol de dicha Universidad. Durante la primera vacación de verano trabajó de obrero en una fábrica de muebles ubicada en Troy, N.Y. Los dos veranos posteriores jugó por paga en un equipo semi profesional de béisbol.

En l.925, un amigo de su padre le ofreció empleo en la planta eléctrica que la «American Foreing Power» poseía en Cienfuegos, Cuba. Ese año había cambiado de aros con su novia Margaret Kane, natural de Salamanca, N.Y. a quien conocía desde la infancia.

Su estadía en Cuba le sirvió de experiencia y en l.926 su Jefe lo envió a la planta eléctrica de Guayaquil, que también era de la American Foreing Power, pues el Gerente Ing. Reed, necesitaba un Superintendente para vigilar su construcción.

En nuestra urbe se hizo cargo de las obras en la calle Eloy Alfaro. Sus buenas cualidades y un trato cordial a los subordinados le ganaron simpatías y como excelente deportista, junto a su compañero Nathan Myers, empezó a frecuentar la Academia de Box que funcionaba en un ring de Manolo Vizcaíno en Escobedo y Nueve de Octubre.

Siendo una persona muy observadora  notó con pena que los jóvenes malgastaban su tiempo sin hacer nada de provecho en las esquinas  y preocupado de tal situación, en unión de Manolo Vizcaíno  instaló un gimnasio en el segundo piso de las oficinas de la Empresa  y en una zona aledaña frente a la piladora de arroz de los Ponce Luque en la misma calle Eloy Alfaro construyó un pequeño complejo deportivo con una cancha de basket de cemento y  una pequeña piscina que pronto se llenó de jóvenes bañistas y surgió la idea de fortalecer a un Club  de futbol que existía desde l.925 con el siglas de «Emelec» por la contracción de las dos palabras que forman el nombre de la  Empresa Eléctrica,  a fin de participar en un torneo organizado por la Unión Deportiva Comercial.

El 27 viajó a casarse en Panamá. Su novia había llegado de los Estados Unidos en compañía de su hermana Dorothy. En nuestro puerto alquilaron un departamento en la casa esquinera de Juan Illingworth Icaza, ubicada en Santa Elena y 9 de octubre, de las primeras que tuvo ascensor. Allí nacieron cinco hijos (tres mujeres y dos hombres) que se criaron a la usanza de los Estados Unidos, es decir, sin niñeras, constituyendo una familia muy unida. El nunca fumaba ni bebía. Su horario era inflexible. A las 7 a.m. salía a la planta. Almorzaba en casa, regresaba al trabajo y a las 4 cerraba oficina.  De 4 y 30 p.m. a 7 entrenaba a sus muchachos en beisbol, box, natación y de 7 a 9 en basket, pues era incansable en los deportes.  Ella era hacendosa y excelente mujer. Cada dos años viajaban a Salamanca. El rigor de nuestros inviernos tropicales atenuaba en Riobamba donde la Empresa poseía la planta eléctrica y varias villas. Muy rara vez visitaban Playas y en una sola ocasión fueron en barco a Salinas pues el viaje por el golfo encerraba sus peligros.

El 28 de abril de 1.929 el Emelec obtuvo la personería jurídica. El 7 de junio fue inscrito en los Registros de la Federación Deportiva del Guayas en la serie C de futbol, debutando el día 28 de ese mes ante el equipo Gimnástico del Ecuador y fue derrotado por dos goles a uno. Capwell también organizó una novena de beisbol figurando como catcher, posición que nunca abandonó pues era la que dominaba y el 29 de Julio sostuvo un partido amistoso contra el equipo de béisbol del Barcelona Astillero.