Zaldumbide y Rubio de Arévalo Manuel.

Patriota tibio.- En Ibarra ” del movimiento político del 10 de Agosto de 1809 trató el Cabildo en sesión del 13 de ese mes, limitándose a leer y aceptar el oficio de la Junta Suprema en los mismos términos que acostumbraba recibir los despachos del Presidente de la Real Audiencia y a nombrar delegado que se le pedía para ante dicha Junta, nombramiento que recayó en el Dr. Manuel de Zaldumbide. Más hay motivos para creer que el cabildo procedió con reservas y hasta acordó en privado una contra-acta, y es lo cierto que cuando Sámano lo reorganizó el 1813 fue nombrado miembro principal el mismo Zaldumbide.