WYNNE: Thomás

EL R. P. THOMAS WYNNE
Fue un sacerdote importante, de magnífico carácter y destacado deportista. Jugó en el Equipo «Emelec» de Béisbol, de Guayaquil. La Federación Deportiva Nacional ocupó sus importantes servicios deportivos como Entrenador del Conjunto ecuatoriano, en el XII Campeonato Sud Americano de Basket Ball, verificado en Guayaquil del 17 de julio al 2 de agosto de 1945. En este evento continental del deporte de la Canasta, el Ecuador tuvo excelente performance, si bien no alcanzó los primeros puestos, sin embargo lució un juego de igual a igual con los afamados Equipos de Brasil, Chile, Argentina y Uruguay.
Por esta razón, el Padre Wynne recibió efusivas felicitaciones de parte de su Obispo Monseñor Heredia, de la Federación Deportiva Nacional y del Guayas, y sobre todo, de parte de la acción deportiva guayaquileña. En verdad, el Padre Wynne dió a los jugadores nacionales el secreto del triunfo a base de recta moral, disciplina y patriotismo.
Rvdo P. Thomas Wynne
Quiero concluir la presente reseña sobre los edificantes Misioneros de Maryknoll con la relación de una entrevista periodística, hecha por el Señor Guevara al R. P. Thomas Wynne, Misionero de los Padres de Maryknoll, residentes en Guayaquil en aquellos años que acabo de señalar, entrevista deportiva que se halla en la edición del Diario «El Telégrafo», de esta ciudad, correspondiente al sábado 28 de julio de 1945. He aquí lo que escribía el Sr. Guevara, con motivo de verificarse en Guayaquil el XII Campeonato Sudamericano de Basket Ball:
FATHER WYNNE: SACERDOTE, JUGADOR DE BASEBALL, ENTRENADOR DE BASKETBALL Y FORMIDABLE ATLETA, ES EL DIRECTOR TÉCNICO DEL EQUIPO DEL ECUADOR.
«Qué pasa hombres… Qué pasa…. Son Udes. deportistas…? ¿Por qué ese descontrol…..? ¿Por qué jugar tan alocadamente…? Si Udes, son tan ágiles y capaces como ellos…, como chilenos…. Oigan bien y después repitan conmigo: Primero pensar… pensar bien lo que tienen que hacer; luego… coger la pelota, retenerla unos segundos en las manos y después… buscar al compañero, ubicarlo y pasarle la pelota… Si Udes, hacen esto la cosa va a cambiar. Además Udes. son ecuatorianos, están defendiendo el honor deportivo de su bandera. tienen que jugar y ganar. Afuera hay miles de hombres que esperan en Udes, es necesario que esa gente no sufra un desengaño. Como hombre yo exijo de Udes. un mayor esfuerzo físico, como sacerdote… les doy mi bendición….» La voz del padre Wynne, serena, amable, operó en las mentes descontroladas de los muchachos ecuatorianos. Los reproches a flor de labios quedaron sin saltar afuera, sin producirse ofensivas con malsana agresividad. Las lágrimas que empezaron a brotar de rencor, tuvieron plena floración en los ojos de los jugadores como expresión de la emoción patriótica que los embargaba.
En el camerino del Coliseo Huancavilca, un equipo en plena derrota, casi sin moral, y entregado en manos de un contendor hasta ese momento superior, trocó su descontrol en ansias firmes de triunfo, y si éste no llegó, estamos seguros que la culpa fue de otros no de ellos que cumplieron más allá del deber».

Thomas Wynne, sacerdote norteamericano, jugador formidable de béisbol, atleta de primera magnitud, es el director técnico del equipo ecuatoriano. Entrena sus cuerpos y fortalece su espíritu, Por que el Padre Wynne, a fuerza de inteligente y conocedor de las almas tiene mucho de psicólogo en eso de dirigir a la hombres y obtener de ellos buenos resultados, _________________________________________________
tes desde año 1929. Sus treinta años asoman a su cara llena de vida, y los va diciendo su cuerpo atlético y bien equilibrado. Ganó la letra del Colegio, cuando llegó primero en la carrera de la milla.
Tampoco ha sido entrenador profesional, con un récord de triunfos a su haber. Pero conoce los secretos de la canasta, los esguinces del pivot y las veleidades del reglamento, como ningún otro. Fue coach de su equipo en el Seminario, el famoso entrenador norteamericano Rudy Cooney, de quien aprendió aquello que tanto repite hoy a los muchachos: «Mientras el contrario no tiene la pelota, mientras está en nuestro poder el contrario no está marcando».
Cree firmemente en los beneficios de la técnica americana de basket, que domina a la perfección.
En el tranquilo ambiente de los Padres de Maryknoll, el Rdo, Wynne recibe al autor de esta Nota. Sencillo, cordial, afable, nos hace olvidar la figura legendaria del sacerdote en trance de ser superior y de frase admonitoria. Lo hemos ido a buscar con un poco de curiosidad. Francamente no estamos acostumbrados a sacerdotes que jueguen el béisbol y dirijan un equipo de basquetbol en un Campeonato Sudamericano. Que sea jovial, afectuoso y humano, y al mismo tiempo que cumpla con su sagrado ministerio. Es el Evangelio y la palabra de Dios que llega al hombre de una manera muy del siglo XX.
El Padre Wynne no fue un maravilloso jugador de basket, pero se destacó en la Escuela Secundaria en la ciudad de New York. Poseedor de un físico admirable, practicó muchos y variados depor _______________________________________________________
De haber tenido tres meses de tiempo Ecuador sería un serio aspirante al título de Campeón. Apenas mes y medio de entrenamiento y hay que ver lo que se ha logrado. Los muchachos son ágiles, fuertes y están en condiciones físicas casi perfectas; por otra parte, tienen habilidad natural y son muy veloces. Antes del juego con Chile, él no pensó en la posibilidad de un triunfo, más ayer Brasil pasó también apuros…, pero eso es…. la esperanza… esperanza que proviene de la fe en los hombres que se conoce, se prepara y se dirige.
No era necesario que Ecuador ganara al Brasil para reconocer en el Padre Wynne el servicio valioso que ha prestado y sigue Prestando a nuestro deporte


Ecuador ganó a Colombia: 74 — 38; Ecuador perdió con Chile: 41 – 37 (!!!); perdió con Brasil: 30 – 26 (!!!); perdió con Argentina: 50 – 42; y perdió con Uruguay: 47- 30.
Además recuerde que en la noche del viernes 27 de julio, Carlos Ruiz Proaño y Samuel Cisneros, representantes del Ecuador alcanzaron para nuestro país el Campeonato Sudamericano de Tiros libres, derrotando al equipo argentino, que salió Vicecampeón, en tiro libre. Mientras que el Campeón de este torneo sudamericano de Básquetbol fue el Brasil.


El ha sido el hombre que ha venido a ordenar un poco esta natural habilidad deportiva del hombre del trópico, nos habla de tácticas y técnicas y se ha producido no como un simple teorizante, sino que ha dado forma a esa teoría, presentando al Torneo Máximo del Basket Sudamericano, un equipo incipiente y poco seguro aún, pero que es una magnífica promesa para el futuro sin que esto quiera decir que en el presente no sea capaz de arrebatar el laurel de la victoria al más técnico de los equipos.
Para que el lector de estas líneas pondere las atinadas expresiones del periodista Sr. Guevara, copio a continuación el score del equipo ecuatoriano en aquel XII Campeonato Sudamericano de Basquetbol realizado desde el 17 de julio al 2 de agosto de 1945 con relación a los siguientes conjuntos rivales de las naciones hermanas.