VON LAGERHEIM, GUSTAVO


auxiliares de la medicina con el correr de muchos años, demostrandonos la poca preocupación que se ha tenido para aceptar nuevas técnicas, nuevas tendencias y nuevas ideas.
Fue von Lagerheim el primero que explicó Bacteriología e hizo ver microbios en el país. Hizo viajes con el Padre sodiro, tomó datos para sus publicaciones sobre fitobacteriologia, instaló un laboratorio en su domicilio de Quito, y ahí enseñaba Bacteriología a los alumnos de la Facultad de Medicina, que poco o nada se interesaron en aprender a valorarla y practicarla, hasta que aburrido, entre otras causas, de lo estéril de su labor, decidió declarar terminado el contrato diciendo que su salud se había quebrantado con las excursiones científicas, necesitando regresar a su país, como así lo hizo en 1892.
Publicó en Quito una instrucción titulada «Bacteriología, descripción de un aparato sencillo para sacar y conservar pus, sangre y para estudios microscópicos y bacteriológicos, en que de una manera clara, sencilla y ordenada nos hacer ver la capacidad docente, método y conocimiento que el autor tenía sobre la materia, Lo corto y medio del escrito sorprendió a los médicos y estudiantes, acostumbrados a lo obscuro, extenso, barroco y discursivo que seguía manteniéndose en pie, no obstante el magisterio de Gayraud y Domec, que trató de enderezar el conocimiento médico por _____________________________________________ ___
La Presidencia del doctor Flores Jijón fue beneficiosa para la educación superior y la enseñanza médica. En julio de 1889 hizo contratar en Hamburgo el Profesor de Bacteriología Doctor Gustavo von Lagerheim, situando los fondos necesarios para el viaje y transporte de un laboratorio de Bacteriología, con un informe favorable del padre Luis sodiro, quien estuvo asesorando el informe, y el contrato. Así comenzó la acción destinada al conocimiento de la Bacteriología en el Ecuador, ciencia que acababan de fundar los genios de Pasteur y Roberto Koch.Tiene un especial significado para nuestro progreso médico, aunque la venida del Profesor de Hamburgo no dio resultados inmediatos, no despertó aficiones ni hizo discípulos. Para finalizar ese año, el 24 de diciembre, el Profesor von Lagerheim estuvo en Quito y se posesionó de la Cátedra, que correspondía a la Facultad de Ciencias, autorizando la compra de un microscopio, el primero que va a venir al país. El Profesor de una disciplina desconocida en Quito, fue una autoridad en la materia, sobre todo en Fitobacteriología, que fue su ramo especial y por eso se empeñó en traerlo el Padre Sodiro, Profesor de Botánica. Hizo un estudio sobre las algas de la región interandina y de las zonas subtropicales del Ecuador. La Facultad de Medicina no supo apreciar el conocimiento de Bacteriologia, caso que se repite en la historia de nuestros conocimientos médicos: de sólo valorizar las nuevas ciencias

____________________________________________________ __
rumbos positivos. Quedaban los regazos de una vieja cultura, que cuesta tiempo hacerlos desaparecer. tiempo hacerlos desaparecer.
El Progresismo fue Positivismo de católicos practicantes, dijimos, un positivismo a medias, en el que se manifestaron intolerantes en la Ley de Instrucción Pública de 26 de septiembre de 1892, que exigía que todos los profesores de educación pública deben ser católicos, obligando a von Tagerheim a manifestar que, siéndole imposible cambiar de religión (era protestante) y faltando un año para cumplir su contrato, pedía su rescisión por los motivos ya señalados, pero el verdadero motivo asoma ser el religioso, impuesto por la ley de los Progresistas, que privó a la enseñanza y al adelanto médico de un valioso colaborador. Lagerheim logró hacer declarar la rescisión de su contrato el 30 de noviembre Y se marchó a Hamburgo, dejando una pequeña biblioteca de cátedra que estaba comenzando a reunión, con las últimas publicaciones alemanas sobre bacteriología de los años de 1888 a 1991: cinco tomos de ANALES DE L’INSTITUT PASTEUR de París – años de 1888 a 1891- , AN INTRODUCTION TO PRACTICAL BACTERIOLOGY, London 1886 del bacteriólogo inglés E.M. Crookshank. Una selección de la escuela alemana de bacteriología que estuvo al día sobre la materia. ____________________________________________________________
El laboratorio quedó con un microscopio Zeiss con objetivo A.C.1.1/12, oculares, 2,4, microtomo con cuchilla, esterilizador al calor seco, esterilizados al vapor, varios aparatos de bacteriología en uso en su tiempo. cristalería, reactivos, colorantes, sustancia y material de bacteriología, que por su lista se deduce que fue un laboratorio como los usuales en cátedra para su tiempo.
Mientras Lagerheim salía para Hamburgo en 1892, dejando su laboratorio y su pequeña biblioteca de cátedra con el primer microscopio traído al Ecuador, el único médico que se había preocupado de seguir al bacteriólogo alemán fue el Doctor Lino Cárdenas que concurrió a todas las clases y al que recomendó Lagerheim para que se haga cargo de la cátedra, siendo el primer bacteriólogo ecuatoriana formado en la escuela alemana de su maestro.