VILLACRES MOSCOSO: Jorge W.


VILLACRES MOSCOSO JORGE W. (1918)
Nació en Guayaquil el 8 de febrero de 1918.
Catedrático de Educación Media y Universitaria, periodista y diplomático, Licenciado en Ciencias Sociales y Políticas de la Universidad de Guayaquil, Doctor en Derecho Internacional de la Universidad de París, Diplomado en la Academia de Derecho Internacional de La Haya (Holanda).
Miembro de las siguientes entidades: Academia Iberoamericana de Historia (Madrid), Real Sociedad Geográfica de Madrid, Academia Nacional de la Historia (Venezuela), Academia Nacional de Historia (Ecuador), Casa de la Cultura Ecuatoriana, Núcleo del Guayas, Círculo de Periodistas de Guayaquil.
Sirvió en el Servicio Consular y Diplomático del Ecuador durante más de doce años, actuando desde Canciller de Consulado hasta Encargado de Negocios en Francia, Venezuela, Haití, Dinamarca, Suecia. Ha viajado por los diferentes países de América, Europa, Próximo y Medio Oriente, así como por algunos países de la Ecuatorial en representaciones diplomáticas como también en calidad de delegado a más de treinta conferencias internacionales. Entre otros premios y condecoraciones: Placa de la Unión Nacional de Periodistas (Guayaquil) por la Defensa de los Derechos Territoriales Ecuatorianos; Medalla del Círculo de Periodistas del Guayas, por actividad sobresaliente durante 1979. Condecoraciones: Comendador de la Orden de Isabel la Católica, España; Caballero de la Orden de Gustavo Adolfo, Suecia.
Ha publicado los siguientes libros «La Política Económica Internacional del Ecuador», «La Política Comercial y Financiera Internacional del Ecuador», Geopolítica del Mundo Tropical Sudamericano» «Historia Diplomática de la República del Ecuador, que va hasta el quinto Lumo; «Geohistoria, Geopolítica y Geoeconomía del Estado Ecuatoriano (tres tomos), «Problemas Económicos y Políticos Internacionales del Ecuador»,»Defensa del Mar Territorial Ecuatoriano y sus recursos», «Estilística y procedimiento diplomático».
Su nombre figura, así como el texto de sus conferencias, en varios tomos de «Cursos y Conferencias de la Escuela de Funcionarios Internacionales». Madrid 1955- 56.
«El Comercio», Quito, 15 de octubre de 1967, con relación al I Tomo de la «Historia Diplomática de la República del Ecuador», manifiesta: «En varias ocasiones nos hemos referido a estudios aparecidos en nuestra prensa. sobre cuestiones de alcance internacional, escritos por el Dr. Jorge W. Villacrés M., notable conocedor de los archivos de nuestra América y de las más importantes incidencias de carácter continental ocurridas en ella (…) Hay que leer los capítulos todos de tan importante volumen y esperar con impaciencia la publicación de los otros tomos, para conocer en toda su extensión la historia de nuestras desventuras internacionales”. El comentario suscribe Isaac J. Barrera.
Las informaciones dadas a conocer en los renglones anteriores dan la imagen, veraz, objetiva, de este periodista y diplomático, escritor, que lleva una hoja de vida brillante en las actividades que ha desempeñado y que cumple con probidad y talento. Su obra es trascendental, llama al reconocimiento y al estudio dinámico.


El doctor Jorge Villacrés Moscoso es uno de los más eminentes internacionalistas que ha trabajado por nuestra patria. Nació en Guayaquil en 1918 e inicia sus estudios primarios en el Colegio «La Salle» que antiguamente Do estaba situado en las calles Boyacá y Pa 10 de Agosto y luego pasa al «Cristóbal co Colón». La situación económica de sus padres no les permitía mantenerlo estudiando en colegios particulares, por lo que la secundaria la hizo en el Colegio Nacional «Vicente Rocafuerte» en donde se graduó de Bachiller en Filosofía y Letras en 1939. Es allí, en re las aulas vicentinas, en donde le coge S amor al estudio de los problemas de ge límites que ha tenido nuestra patria d Ya en 1940 se matricula en la Facultad C de Derecho de la Universidad de Guayaquil, en donde tuvo mucha afición por los estudios de las materias s de Derecho Internacional y Derecho Territorial Ecuatoriano.
Con motivo de los acontecimientos alarmantes, que daban cuenta que el Perú se aprestaba a invadir al Ecuador, en 1940, apoyó la iniciativa de crear una Junta Guayaquileña de Defensa Nacional, bajo los auspicios de la Asociación Escuela de Derecho de su facultad.
Desde que era estudiante vicentino ya enviaba colaboraciones a Diario EL UNIVERSO, siendo acogidas estas con gran entusiasmo por Don Ismael Pérez Pazmiño. También 1 colaboraba con el desaparecido Diario «La Prensa», con el semanario «La Tribuna» y editaba un periódico estudiantil denominado “Albores». Sus colaboraciones, generalmente estaban dedicadas a dar a conocer a la opinión pública los problemas limítrofes que ha sufrido el Ecuador. Inició luego una gira por varios países latinoamericanos, como Chile, Argentina y Uruguay, en donde se relaciona con diplomáticos, tales como el doctor Homero Viteri Lafronte y el doctor Carlos Manuel Larrea, embajadores ecuatorianos en Chile y Argentina, respectivamente.
En 1945 edita en la Imprenta de la Universidad de Guayaquil su primera obra que la titula «La responsabilidad de la diplomacia ecuatoriana en la demarcación fronteriza», en la que denuncia al país los graves errores que había cometido nuestra diplomacia después de la firma del Protocolo de Río de Janeiro de 1942. Parte de esta edición fue incautada por orden del doctor José Maria Velasco Ibarra, dictador de la República que subió al poder luego de la revolución del 28 de mayo de 1944. La razón que se argumentaba para este desatino era que en dicha obra «se atacaba a los Países Garantes del protocolo y al Arbitro Diaz de Aguiar».
Carrera diplomática El doctor Antonio Parra Velasco, internacionalista también, cuando fue designado Embajador de nuestro país en Francia, en 1946, le pidió al doctor Villacrés que le acompañase en su misión en Francia como Tercer Secretario, y es en la ciudad de París, en la Universidad del mismo nombre, en donde obtiene el título de Doctor en Derecho en la especialización de Ciencias Internacionales.
Luego fue designado por la Cancillería ecuatoriana para que actuara en calidad de delegado en varios foros europeos. Asiste a Dinamarca a la conferencia de la Unesco. En 1948 ingresa a trabajar en la Unesco en París como funcionario internacional en el cargo de Secretario. Luego es designado para trabajar como Secretario en la Embajada de Venezuela, y en 1956 como Encargado de Negocios ante Suecia, Noruega y Dinamarca. Es en estos viajes en donde se nutre de amplios conocimientos que posteriormente le ayudarían a escribir sus 45 obras. En 1965 se edita en París la obra «Detroit International American» de autoría del doctor Villacrés, libro que reúne las ponencias del derecho internacional americano. Retorna luego al Ecuador e ingresa como docente a la Universidad de Guayaquil. Durante la etapa dictatorial del doctor Velasco Ibarra en 1970, el doctor Villacrés se opuso a la negociación y suscripción del Tratado Puyango Tumbes y Catamayo-Chira, por medio del cual se entregaba sin compensación las aguas de estos ríos ecuatorianos al Perú. Una de sus tribunas para sus constantes denuncias sobre la mala política diplomática ecuatoriana fue la página editorial de EL UNIVERSO, desde donde emprendía sus campañas. «He sido un diplomático de carrera nos relata el doctor Villacrés Moscosoy no un diplomático a la carrera como lo han sido muchos, me ha tocado defender la posición de mi país ante muchos foros internacionales, posición sobre la que muchos diplomáticos de ahora guardan un inexplicable silencio». Finalmente, el doctor Villacrés Moscoso, una verdadera figura del derecho internacional en nuestro país nos dio su mensaje lleno de civismo: «Que la ciudadanía tenga vibración patriótica en todo sentido. Los problemas limítrofes del país no deben ser encargados para su solución solamente a los diplomáticos, sino también a todos los ecuatorianos. Es necesario que se inculque en las escuelas, colegios y universidades, a los estudiantes, la devoción por la patria».
Por JOSE PONCE NUÑEZ.