VELEZ MORAN PEDRO

POLITICO.- Nació en Guayaquil el 29 de Abril de 1929 en la casa de su padre en Luque y Antepara. Hijo legítimo de Pedro Vélez Acosta, natural de Chone, que trabajó muchos años como agente viajero de la fábrica “La Roma” de Vallaza y de Julia Moran Casal, guayaquileña.

El quinto de una familia compuesta de siete hermanos, estudió la primaria en el Colegio Francisco Campos dirigido por el Profesor Guillermo Medina y la secundaria en el Vicente Rocafuerte hasta graduarse de Bachiller en l.934. Entonces ingresó a la recién fundada Facultad de Ingeniería de la U. de Guayaquil, donde cursó los dos primeros años; pero, atraído por la carrera militar, consiguió que el Coronel Carlos Alfaro Acosta, primo hermano de su padre, le recomendara para la Escuela de Artillería e Ingenieros del Ejército en Quito, que funcionaba al lado del Colegio Militar, rindiendo exitosamente el exámen de ingreso.

En 1938 egresó con el grado de Brigadier y fue destinado al Batallón de Ingenieros General Córdova de guarnición en Arenillas. El 40 ascendió a Subteniente y en Julio del 41, para la invasión peruana, pasó a Chacras bajo las órdenes del Coronel Octavio Ochoa, siendo herido en la pierna derecha. Entonces le retiraron del frente, estuvo algunos días en el Hospital Militar de Machala y ante el avance peruano fue trasladado con otros heridos a Cuenca. En Octubre se encontraba nuevamente en servicio bajo las órdenes del Coronel Pinto, Jefe de Zona en Riobamba.

Por sus conocimientos en Astronomía, Geodesia y Topografía el 16 de Junio del 42 fue designado Secretario de la Comisión Demarcadora del Límite Sur occidental de la nueva frontera ecuatoriano peruana, surgida tras la firma del Protocolo de Río de Janeiro, Estuvo en Suyana tres años dedicado por entero a esas labores y le tocó recorrer desde Huaquillas por la naciente de la quebrada de San Francisco hasta la Cordillera del Cóndor con el Coronel Ballenas del ejército peruano.

El 45, con el grado de Teniente fue enviado a especializarse en la Escuela Politécnica de Santiago de Chile. Le dieron el pasaje y $ 500. El 47 se graduó con la Primera antiguedad. Ese año contrajo matrimonio con Ruth Abarca Maggi, natural de Copiapó, unión feliz con tres hijos y se establecieron en Quito. En la Academia Politécnica del Ejército dictó varias materias hasta 1950, que recibió el pase a Guayaquil con el grado de Mayor para construir el Hospital Militar en la Atarazana.

Durante las intensas lluvias del invierno del 52 y por la crecida de las aguas del río Chanchan se produjo un deslave en el Kilómetro 106 de la vía del ferrocarril Guayaquil Quito y quedaron ambas zonas aisladas. El desastre fue de tal magnitud que el Presidente Velasco Ibarra visitó el sitio. El Coronel César Montufar, Jefe de la II Zona Militar de Guayaquil, ordenó que el Mayor Vélez Moran se hiciera cargo de los trabajos de rehabilitación de la región, que se realizaron en un tiempo record.

El 54 ocurrió un conflicto con los empleados del ferrocarril y Velasco Ibarra le designó Gerente de esa empresa del estado con sede en Quito y S/.6.000 mensuales de sueldo, donde se mantuvo en comisión de servicios hasta Febrero del 56, en que a causa de una huelga encargó la gerencia al Coronel Eliécer Sáenz. En agradecimiento a su excelente labor Velasco Ibarra le envió nuevamente a la Academia de Guerra en Santiago de Chile, arribando con atraso a los cursos.

De todas maneras se afanó por igualarse estudiando a medias con su amigo chileno René Carrasco y logró aprobar todas las materias menos Estrategia, donde obtuvo 4,92 y necesitaba 5 puntos.

El 57 fue Comandante del Departamento de Trasmisiones. Entre el 58 y el 60 siguió cursos en la Academia de Guerra en Quito logrando la Primera antiguedad y ascendió a Teniente Coronel. Ese año fue designado Edecán del Vicepresidente de la República, Dr. Carlos Julio Arosemena, con quien llegó a cultivar una excelente amistad que se conservó a través del tiempo.

Durante el enfrentamiento del presidente Velasco Ibarra con el Congreso presidido por Arosemena plegó a este último y el 7 de Noviembre le acompañó al panóptico, ocupando la celda 29 de la Serie E de donde salió con el resto de los políticos aclamados por el pueblo.

Posesionado Arosemena de la Presidencia de la República ocupó la Jefatura de la II Zona Militar con sede en Guayaquil donde se mantuvo presionado por las continuas manifestaciones pagadas por agentes de la CIA. contra el régimen, para obligarle primeramente a romper relaciones con Cuba y luego para que diera un giro político hacia la derecha. Cansado de la situación solicitó en Marzo del 63 un cambio y fue enviado como Agregado Militar en la Embajada ecuatoriana en Washington. Su reemplazo en Guayaquil fue el Coronel Jaime de Veintemilla Moran, que duró en esas funciones hasta la caída del régimen el 11 de Julio de ese año.

Cuando en Agosto volvió al Ecuador, no le asignaron funciones y a los pocos meses pasó a la disponibilidad. Esta fue una sucia maniobra del General Gándara Enríquez, el más politizado miembro de la Junta Militar de Gobierno, pero como había aprobado los cursos respectivos, no le pudieron negar el ascenso a Coronel en 1964.

Su reinserción en la vida civil fue sin problemas pues consiguió trabajó con su hermano Luís en una empresa arenera con sede en Guayaquil, vendió su villa de Quito y construyó otra en la ciudadela Los Ceibos que recién se estaba formando.

También emprendió algunos negocios de compra de muebles, de exportación de conchas a los Estados Unidos, hasta que finalmente instaló una estación de gasolina a medias con Hugo Ramírez en Los Ríos entre Maracaibo y García Moreno y una propia en Santa Elena y Huancavilca que manejaba con sus hijos. En 1976 presidió el Club Kiwani, dicha organización internacional fundó y mantuvo una guardería infantil en Bastión Popular hasta que fue cedida en Comodato al INFA.

Miembro del Partido Nacionalista Revolucionario, fue candidatizado para Consejero Provincial del Guayas, salió electo y actuó cinco años. El 94 asistió a varias sesiones del Congreso como Diputado alterno. Entre el 99 y el 2001 presidió el Círculo Militar en Guayaquil.

De estatura regular, blanco tostado por el sol, de los militares más respetados por sus dotes de caballerosidad y hombría de bien. Falleció en Guayaquil.