VALENCIA ASSOGNA LEONARDO

ESCRITOR.- Nació en Guayaquil el 30 de Junio de 1969. Hijo del Dr. Manuel Valencia Vásquez, Abogado azuayo, Diputado por el CFP de Asaad Bucaram y de Luciana Assogna Evangelista, de nacionalidad italiana.
Estudió la secundaria en los Colegios jesuitas Javier de Guayaquil y San Gabriel de Quito, pero se graduó en el salesiano Cristóbal Colón de Bachiller en Humanidades Modernas.
Motivado hacia las letras trabajó como director creativo en varias agencias de publicidad, empezó a enviar colaboraciones al diario El Telégrafo y se matriculó en la Universidad Católica de Guayaquil.
En 1993 viajó a Lima contratado por una agencia de publicidad y se integró a la vida cultural de esa capital. En 1995 publicó en la Editorial de Jaime Campodónico su primer libro de cuentos titulado “La Luna Nómada”, calificada de elogio al movimiento, no solo porque los escenarios van de Cuba e Italia a Ecuador sino porque se ha tomado el concepto de que ningún libro debería estar completamente terminado – no existe una edición definitiva – de manera que el autor en cada reedición y van tres, cuela nuevos relatos. Por eso, en la tercera del 2004, incluye una nota Postescriptum, donde apunta que queda pendiente el interesante reto de una novela que pudiera ampliarse en cada edición. “La Luna Nómada” tiene el encanto de lo impredecible y señaló el surgimiento de un notable escritor, quizá el más destacado de su generación en el Ecuador.
El 98 se trasladó a Barcelona para dedicarse por entero a la literatura y cursó el post grado en Edición de Oxford Brooke University y el Doctorado en Teoría de la Literatura en la Universidad Autónoma de esa ciudad. Por su tesina sobre la obra del autor anglojaponés Kazuo Ishiguro obtuvo Matrícula de Honor. El 99 tradujo del italiano la obra de teatro “Seis personajes en busca de autor” de Luigi Pirandello, que salió publicada en la colección Millenium del diario “El Mundo” de Madrid.
El 2000 la editorial Debate editó su novela “El Desterrado” que tuvo una excelente acogida por sus planteamientos estéticos y fue designada por la Revista “Qué leer” como sorprendente opera prima. Entre el 2001 y el 2003 fue Jefe de Redacción de la Revista de Cultura “Lateral”.
En colaboración con el crítico ecuatoriano Wilfredo Corral preparó la antología “Cuentistas Hispanoamericanos de entre siglos” que apareció en Boston el 2005 en la editorial Mc Graw – Hill y empezó a dirigir con el crítico catalán Enric Sullá el Programa de Escritura creativa de la Universidad Autónoma de Barcelona.
Casi enseguida lanzó en España y en Ecuador su novela “El libro flotante de Caytran Dolphin” donde el narrador va reconstruyendo otro libro titulado “Estuario”, también del desaparecido y enigmático Caytran, que contenía aforismos con la intensidad de la poesía, de manera que la novela se torna por momentos surrealista. El tema central evoca una inundación en Guayaquil y las familias que deciden permanecer en sus departamentos de las lomas de Urdesa pasan a llamarse residentes aunque en realidad provienen de familias inmigrantes, de desterrados, errantes o merodeadores. En este contexto el narrador Ivan Romano, de familia judía emigrada a América, desarrolla una devoción por los fascinantes hermanos Fabbre, alrededor de los cuales orbitarán las hermanas Nader.
Con esta novela con historia de desarraigos, de identidades que se cruzan y se mezclan, el autor trata de cambiar la imagen dada por anteriores novelistas a Guayaquil, como ciudad de barrios bajos solamente. I como todo es nuevo en este escritor, con el programador informático mexicano Eugenio Tiselli, ha creado el sitio web WWW.LIBROFLOTANTE.NET en que los lectornautas pueden comentar los fragmentos de Estuario, distorsionarlos o crear nuevos aforismos, que serán tan apócrifos como los aparecidos en la novela, pues Estuario “es un libro inaccesible en su versión original” perdida.
Leonardo ha colaborado en diferentes medios de prensa del Ecuador e internacionales y sus cuentos han aparecido en diferentes Antologías. Entre sus proyectos está recorrer la Costa Brava catalana para escribir un ensayo narrativo sobre ella o ambientar una novela en el Perú o también un libro de ensayos literarios que titulará “Flechas Clavadas” con una crítica nueva y sin compromiso.
Mantiene una muy leída columna en diario El universo donde trata los problemas de la bibliografía internacional.
Alto, trigueño, pelo negro, conversación docta y fluida, está derivando hacia la crítica internacional.