Urbina Gabriel.

En 1.856 el Vice Presidente Espinel y los Ministros el Dr. Mata, Francisco Pablo Ycaza y el Coronel Gabriel Urbina. A ninguno de ellos podía oponérseles ninguna tacha personal. Espinel tenía instrucción y talento. Mata gozaba de buena fama como jurisconsulto. Ycaza se distinguía por sus conocimientos en materia de Hacienda, de que dio pruebas en su Memoria al Congreso de 1.857, aplaudida generalmente como nunca lo habían sido, ni lo fueron después, la de otros Ministros de ese ramo. El Ministro de Guerra Urbina, aunque estrechamente unido a su hermano, se le parecía muy poco. Soldado antiguo y excelente oficial de Estado Mayor, su celo en el cumplimiento de sus deberes reyaba en severidad y era esta la única tacha que podía ponerse a los actos de su vida pública.