Unda Pedro.

Dice Antonio Borrero que, durante el Siglo XVIII y principios del siglo XIX. “Don Pedro Unda era un hombre versado en las matemáticas y principalmente en la trigonometría, tan necesaria para las observaciones astronómicas. La prueba de todo es que ocurrió a Londres por muchos instrumentos físicos y matemáticos, como son el barómetro citado, el teodolito y la cadena geométrica, un telescopio de la misma fábrica de Naierne y Blunt, artífices del teodolito que vio el Señor Caldas. También hizo traer espejos ustorios, grafómetros, estuches matemáticos, microscopios, una cámara oscura, polemoscopios y otros instrumentos que ya no existen. Unda dejó discípulos, y entre ellos conocí a bon Francisco Astudilio, inteligente en la Geometría y Geografía. Existe en mi poder un plano de la provincia de Cuenca, levanta do por él y por orden del Gobernador Aynerich.” (15).