Soto Astorpillco Calixto

La descendencia del Inca en el Perú es algo más conocida. A principios del siglo XIX visitó Humboldt Cajamarca y conoció la celda del Palacio en donde estuvo preso Atahualpa. Un hijo del cacique Astorpillco, descendiente del Inca, de 17 años de edad, le hizo los honores de la casa. Un siglo después, el Padre Alberto María Torres, ecuatoriano, el gran historiador del Padre Valverde, vió las mismas ruinas y las recorrió con un hijo del guía de Humboldt, Don Calixto Soto Astorpillco y Ravines, hijo de Don Manuel Soto y Astorpillco y de Doña Nieves Ravines y nieto de Don Antonio Astorpillco y Cargnaraico.