Sáenz José María.

En 1.895 los partidarios apreciaron aquietarse en la Sierra y surgieron dos nombres; Darío Morla y José María Sáenz ambos de tendencias liberales moderadas. En la Costa había mucha inconformidad y se buscaba ocasión propicia para un levantamiento revolucionario.