Ruiz Sandoval

En 1886 parece que para el fin de esta campaña contribuyó el General Ruiz Sandoval, mexicano, quien, habiendo sido conocido por Alfaro, en Centro América; se presentó a nombre de éste, en el campamento revolucionario, acreditado como Jefe. Al principio, la actuación del extranjero fue leal con la causa que había ofrecido defender, pero, más tarde, se vendió al otro oficial trasladándose a Lima, donde permaneció largo tiempo, en medio de una vida de comodidades y placeres. Alfaro le retiró su aprecio y no se volvió a oír su nombre en los labios del caudillo.