Rubio Miguel

En 1826 aparece en la región de los Quijos un tal Miguel Rubio quien dice haber sido nombrado Gobernador. Pide a los indios que se retiren a las selvas “hasta que lleguen los papeles”. Los Quijos cumplen con su consejo sin extrañarse de tan rara disposición en un Gobernador. Resulta muy difícil a los tenientes (el verdadero Gobernador se halla en Quito) conseguir que los indios vuelvan.En Archidona lo logran poco tiempo, pero Loreto sigue abandonado aún en 1830.