Rodríguez José

González Suárez.

Convalecido de esta segunda enfermedad se matriculó en la Escuela Gratuita de Santo Domingo. Esta Escuela se había fundado a la par del Colegio de San Fernando en 1668. Sostenida sin interrupción durante la Colonia, no se interrumpió tampoco con el advenimietno de la República. La Consulta del Convento nombraba al Padre Director y a cargo de la Procura estaban los maestros seculares. Sin embargo, con la administración de la Republica, se había introducido el control del Gobierno sobre las escuelas particulares, cuyos directores eran nombrados por concurso.

El Padre José Rodríguez era un religioso preparado. El 12 de Octubre de 1830 había hecho su profesión solemne junto con su hermano Fray Mariano Rodríguez, el fundador de la Funeraria Nacional. En 1851 ganó por concurso a Vicente Piedrahita, la Dirección de la Escuela de Sto Domingo, en Quito. El Capítulo Provincial de 1852 le enumeró entre los Presentados, a título de enseñanza con la siguiente referencia: «El R. P. Presentado Fr. José Rodríguez, Americano, nacido en esta ciudad y Arzobispado de Quito, hijo de este nuestro Máximo Convento, instituído el 24 de Agosto de 1850, por ascenso al Magisterio del M. R. Mtro. Dr. Mariano Rodríguez. Este Padre aunque no fue postulado en Actas del Capítulo de año de 48, más la Vble. Consulta lo habilitó y obtuvo el grado de Presentado por N. M. R. P. Mtro. Fr. Felipe Molina por concesión del Vicario Apostólico Sor. Dor. José María Riofrío».

El Padre Rodríguez de estatura mediana, blanco, sonrosado, naturalmente serio, «había logrado hacerse respetar y temer de los niños, en tanto grado, que bastaba que abriera la puerta de su celda y se presentara en el claustro, para que en el instante quedaran todos en el más profundo silencio». Nunca martirizaba a los alumnos; pero también jamás dejaba falta alguna sin castigo.