Rivadeneira Modesto.

En los primeros días de Abril de 1860 fueron a denunciar que los partidarios de Robles y Urbina, en general, los enemigos del Gobierno, en la necesidad de un caudillo que les patrocinase en su caída, conspiraban en la capital a favor del Jefe Supremo del Guayas. García Moreno mandó perseguir a los que la policía designó como conspiradores, y acto continuo fueron aprehendidos el Dr. Marcos Espinel, Ex-vicepresidente, el Dr. Miguel Riofrío, escritor liberal, los Dres. Modesto Rivadeneira y Javier Endara, liberales notables, Dn. Manuel Reaño, español, los prebendados Pablo Guevara, Chantre, legislador en la Convención de Cuenca y en varios Congresos, Antonio Martínez, canónigo de la Merced, también legislador y Vicerrector de la Universidad, N. Ibáñez y el Gnral. Fernando Ayarza. Antes de instruir ningún proceso, antes de adquirir ninguna prueba, el canónigo Ibáñez fue condenado a cepo de campaña y a pasar la noche con mordaza, en castigo de haber dicho que el Gobierno de García Moreno era tiránico.