Reyes Domingo de los

Hizo circular un manuscrito en la Semana Santa de 1593, en Quito, con motivo de la prpoximidad de las tropas del General Arana, los Padres Domingo de los Reyes, dominico y Diego de Torres, jesuíta, razonaron concretamente sobre la duda de si podía la ciudad tomar armas contra el General de Arana. Según ellos, él venía mandado por la autoridad legítima de restituír a la Audiencia en su derecho y dignidad; a nadie, por consiguiente, le era lícito oponerse. Esta conclusión se desprendía de las condiciones que señalaba Santo Tomás para justificar una guerra. Era necesario que la declarara la autoridad del Príncipe, que hubiera causa justa para emprenderla y que se tuviera recta intención al llevarla a cabo. Sin dificultad se demostraba que estas condiciones no podían aducir la ciudad y sí más bien, el General de Arana. (Revolución de las Alcabalas).