Ramirez Estrada Alsino

(1930)
Nació en Guayaquil, en 1930.
Refiriéndose a su obra “El Testimonio” Humberto Salvador anota: “Alsino Ramírez Estrada, escritor que no obstante su juventud, tiene ya antecedentes literarios de la mejor calidad, porque es muy valiosa la obra por él realizada, especialmente en el relato. Aún el ambiente íntimo está a favor suyo, ya que pertenece a una familia de alta tradición cultural, y la ejemplar madre suya, es la excelsa poetisa Aurora Estrada de Ramírez, figura relevante de la Literatura nacional.
Para la creación de “El Testimonio”, han bastado pocos personajes, lo cual es una prueba más de las excelentes dotes estéticas que posee el novelista. El estilo, como medio expresivo, es elegante, diáfano y preciso, de la mejor jerarquía castellana, y constituye un precioso ropaje para la narración. Y a pesar de que el argumento se desenvuelve en un plano de sutil intimidad, las realidades económica y social del País se insinúan delicadamente en un segundo plano, que por encontrarse casi oculto, impresiona y conmueve con su dramatismo.
Siguiendo por la ruta luminosa en la cual se encuentra, continuará en un proceso ascendente, para prestigio de su nombre y esplendor de la novela ecuatoriana, que junto con la pintura, ha constituido el mejor aporte que ha dado el país a la existencia cultural del Continente”.
En 1953, junto a Walter Bellolio, José Martínez Queirolo, Jorge Torres Castillo, publica “Diez cuentos universitarios”, obra de promoción y de rebeldía que inicia, satisfactoriamente, su camino de escritor. Ramírez Estrada, intelectual valioso, aumenta la tradición de los suyos, estando permanentemente al lado de las causas más significativas de la idea.
En 1962, apareció “La perspectiva”, en la Editorial de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, Núcleo del Guayas, obra que ratifica sus facultades para el relato.
En N° 10 de la Colección “Letras del Ecuador” se ha destinado a su libro “Ceremonial”.