Quezada Ignacio

Religioso del Orden de Santo Domingo, nació en Quito, allí tomó el hábito y siguió los estudios con tan extraordinarios progresos que fue el asombro del Colegio de Santa Catalina de esa ciudad y después enseñó Teología logrando ver ocupadas las Cátedras por varios discípulos suyos y verse condecorado en su religión. Fue electo Definidor y Procurador General a las Cortes de Madrid y Roma; bajó a Santa Fé, Capital del Nuevo Reino de Granada para embarcarse en Cartagena y fue allí la admiración de todos, oyéndole predicar y arguir en unas conclusiones generales. Su Provincia le debe el haber conseguido en Roma la fundación del Colegio Real de San Fernando, de Quito y el Patronato de San Luis Beltrán declarado en Roma, por su Santidad, a instancia del Rey Don Carlos II, Patrón principal de todo el Nuevo Reino de Granada, con fiesta de preces y oficio de primera clase, el año de 1690 escribió:

Memorial presentado en el Consejo de Indias sobre la reducción de los indios Gayes y otras naciones del Marañón en Meléndez.