Albornoz Miguel

Descendiente de familia rica, pudo, en tiempos tan difíciles, cultivar ampliamente su inteligencia: no solamente fue un abogado de los más ilustrados, sino también un latinista profundo y un profesor de raros merecimientos.

Fue el último de los corregidores de Ambato, Su experiencia política, su sagacidad y conocimientos le hicieron necesario más tarde para importantes cargos, dentro de la actividad provincial.

A la Convención del año de 1861 concurrió como Diputado por Ambato, en compañía de sus coterráneos, ilustres también, los señores Juan León Mera y Dr. Luis Rafael Albornoz. Entonces pidió que, en vez de provincia de Ambato se llamase de Tungurahua, quedando la primera denominación solo para la capital.

Como jurisconsulto adquirió gran notoriedad, por su probidad profesional y sus sólidos conocimientos. García Moreno le encargó la fundación de la Corte Superior de Riobamba, y en ella fue su primer Presidente. Más tarde, fue Presidente también de la Corte Superior de Quito.

Largos años vivió consagrado a la tarea de educar a la juventud de su ciudad natal, desde una cátedra del Colegio Nacional «Bolívar».

El Primer Gobernador de Tungurahua. Honró el cargo que le tocó inaugurar. Su administración con todo, no duró sino un año, o sea hasta el año siguiente . 1861 – en que el Presidente García Moreno llamó el señor Dr. Nicolás Martínez para que se hiciese cargo de la Gobernación.