Salazar Arboleda Vicente Lucio

Salazar llegó de Quito en la última semana de julio de 1873. Se reunió con los señores doctor Alcides Destruje, José Vivero y José Rosales, “como comisionados del comercio de esta plaza”. El subsecretario les dio a conocer la fórmula oficial que se reducía a la emisión de 500.000 pesos en bonos del Estado con el interés del 1% mensual y amortizable con el 25% de los derechos de aduana. La emisión íntegra se abonaría a la deuda con el Banco del Ecuador que tomaba para sí 300.000 pesos en bonos. Se le pedía al comercio que suscribiere los 200.000 pesos restantes. Los comerciantes, que habían ofrecido tomar 125.000 pesos en bonos al 90% con el mismo interés del 1% mensual – y para utilizarlos en el pago de hasta el 50% de los derechos de aduana, no aceptaron la contrapropuesta oficial, y el comisionado oficial se regresó a Quito sin poder solucionar la crisis.