Zarate Ontaneda Rosa.

Heroína nacional de nuestra independencia. Nació en Quito hacia 1.770 y fue hija natural de Gabriel de Zárate, noble y de hija de un Ministro Togado de la Real Audiencia de Quito. Muy joven casó con Pedro Canovas, noble, con quien no fue feliz, separándose al poco tiempo. Ella vivi6 en su casa, en el Barrio de la Mercede de Quito y él, en una hacienda cerca de Riobamba, de propiedad de Antonio Salas. Durante era esta separación Da. Rosa que según documento de la época/ ” Alta, blanca y hermosa y según tradición popular ” muy sensual y de armas tomadas” fue madre de Francisco Antonio de la Peña y Zárate, nacido en Quito, hijo de Nicolás de la Peña y Maldonado, nieto de Marqués de Lises y en consecuencia, sobrino del sabio Pedro Vicente Maldonado .

Estas relaciones traen problemas, porque el Alcalde del Barrio la denuncia y Bernarda Martínez de Orbe, su abuela materna, contrata los servicios del ilustre abogado Juan José Boniche; Poco después muere en Riobamba y de muerte natural, el desgraciado esposo Pedro Cánovas circunstancia que aprovecha su viuda de 25 años, para contraer inmediato matrimonio con Nicolás de la Peña y Maldonado, su gran amor, con quien vive feliz hasta el advenimiento de la revolución de 1809, suceso que conmueve a Quito y hace que Nicolás de la Peña ingrese a las Milicias populares que se forman para la defensa de la Junta Soberana, obteniendo las altas funciones de Coronel.

Al año siguiente, el hijo de esta pareja; que, como ya dije, llamaba Francisco Antonio de la Peña y Zárate, a la sazón, mozo de 19 años, cae prisionero de la reacción realista y permanece en el Cuartel del Regimiento Real de Lima, donde es violentamente asesinado el 2 de Agosto, junto a los demás próceres quiteños. Este acontecimiento hace que sus padres padres traten de vengarle en la campaña militar de 1.812 donde Rosa Zárate descuella por su esfuerzo y abnegación.- Derrotados los patriotas en San Antonio, Rosa Zárate y su marido el Coronel de la Peña huyen por las selvas hacia la costa y son apresados por las fuerzas realistas del Comandante José Fábregas, enviado a Tumaco, desde Panamá, en Octubre de 1.812, por el Virrey Pérez Brito con suficientes tropas para hacer de la isla de Tumaco un centro de operaciones militares contra los patriotas que resistían a sus perseguidores enviados por Sámano. Fábregas obra en combinación con Gregorio Angulo , Teniente de Gobernador de Barbacoas y con los realistas de Ibarra. En Julio de l.813 el Presidente de la Real Audiencia de Quito General Toribio Montes condena a muerte a Rosa Zárate y a su marido el Coronel de la Peña que son fusilados en Tumaco, el 17 de ese mes y año y sus cabezas enviadas en dos cajones, por Fábregas Montes, a por intermedio del Gobernador de Esmeraldas Andrés de Castro,/ a quien se comisiona el pueblo la Tola saque a remate los pocos bienes y almajas dejados por el Coronel de la Peña, su cónyuge y el señor Baltazar Pontón, patriota que también muere en tan aciagos días.

Antes de ser fusilados el Coronel de la Peña y su esposa otorgan testamento ante el Teniente de Gobernador de Tumaco, designando Albacea al Dr. Francisco Javier Salazar. Su hijo el Dr. Agustín Salazar y Lozano, escritor de los primeros años de la República y que los conoció en vida, de ellos se expresa en sus Recuerdos” diciendo que Da. Rosa era “heroica” y su esposo: ” No menos caro y fino” .-

En 1.913 se conmemoró el I Centenario de la muerte de estos patriotas leyéndose en todas las, escuelas y colegios de Colombia un sentido homenaje a la “heroína de América”, la ilustre quiteña Da. Rosa Zárate, modelo de amistad y sacrificio para su fiel compañero.-