Ycaza Silva; Juan Francisco


El aviso se repitió el 23 y 30 de enero de 1842 y el 7 de febrero se aprobaron los estatutos. A reglón seguido se elevó una solicitud al gobierno para el establecimiento del Banco de Guayaquil, pidiendo que “los billetes del Banco serán recibidos en las tesorerías u oficinas públicas, como oro o plata sellada”; además se pretendía que el banco tuviese el carácter de acreedor preferencial. Confirmaban la solicitud los Señores Diego Novoa, Manuel Antonio Luzarraga, Ildefonso Coronel, Juan Francisco de Ycaza, Jose P. de Ycaza, Francisco Xavier Aguirre,F. Camba, Vicente Gainza, Carlos Luckens, Vicente Ramón Roca, Manuel de Ycaza, Francisco Bernal, José María Caamaño y José Matheus.