WHEELWRIGHT: Isaac


Rocafuerte trajo en 1837 de Santiago de Chile a Mr. Isas Wheelwright, perito pedagogo. La invocación era arriesgada. Doña Rosa Carrión y un profesor de los Estados Unidos dedicaban toda su actividad a contrarrestar, en lo posible, este incendio de papeles. Rocafuerte les hacía propaganda de su eficiencia, y les apoyaba a sus educadores. Más…Wheelwright llegó a ser acusado por el fiscal eclesiastico de Quito, como dogmatizante contra la creencia católica.. Más el yaki traido de Chile a otra tierra extraña, aunque tuviese el respaldo del Gobierno, vio abrirse bajo sus pies el suelo de Quito: de suyo tan volcánico..Le miraban con ojeriza, le servían de mal modo, le gritaban en las calles; «protestante ¡perro de Lutero!»; casi le negaban el pan… le echaban anónimos por la puerta de su habitación, en fin: hostilidad declarada, que culminó cuando el yanki se metió en polémica con varios del clero ecuatoriano, en el cual había hombres de alta capacidad, como el mismo Araujo. El «perro de Lutero» publicó su VINDICACIÓN, Y se marchó a su país. Las alumnas, de lo principal de Quito, se desbandaron.