VILLAR, SONIA


La Feria de la Alegría es uno de los programas de producción nacional más sintonizados dentro de su género. Este espacio cuenta en la actualidad con la animación del popular Marco Vinicio Bedoya, el comediante Mimo Cava y Sonia Villar, a quien hoy conoceremos más de cerca.
Ella es hija de otros dos personajes de gran trayectoria en la televisión, radio y teatro nacional como son Elsye Vidal y Paco Villar. Siendo parte de esta familia de actores su incursión en el medio artístico se da desde que era una niña y recuerda que «mi madre hacía radionovelas, yo tenía cinco años, no sabía leer todavía, pero ella hacía que me aprendiera los diálogos. Lo interesante es que en esa época las radionovelas se hacían en vivo y con público, entonces yo me paraba frente al micrófono y con un atril donde se ubicaba el libreto, y las personas creían que yo estaba leyendo». Estos son los primeros pasos de Sonia quien más tarde, de la mano de sus padres, llegaría a la televisión junto a sus hermanas Cécil y Elsye, cuando en Guayaquil se fundó el primer canal de TV. «En canal 4, que es como mi casa, hice el cuento de Caperucita roja más largo pues duró ocho meses. Se transmitía todos los días en capítulos de media hora, los libretos los hacía Lucho Gálvez, y la abuelita era Toño Cajamarca. Fue interesante ya que Caperucita hacía de todo, perseguía a los ladrones, era detective, etc».
Luego de su participación en la televisión, Sonia se trasladó a los EE.UU, donde vivió veinticinco años.
¿Qué actividades realizó durante su estadía en EE.UU?
Seguí haciendo televisión. Participé en un programa de variedades en canal 47. Primero fui modelo, porque aunque en Ecuador ya había tenido experiencia en el medio en Estados Unidos había que empezar desde lo más mínimo; luego fui coanimadora. Más tarde pasé a canal 41 y daba el estado del tiempo en el noticiero, ahí me gané varios enemigos pues cuando el instituto meteorológico no acertaba con los pronósticos me echaban la culpa a mí.
Luego vino Hit Parade junto a Enrique de la Torre, un cubano con quien co-animaba un programa de variedades; hasta que tuve la oportunidad de animar mi propio espacio llamado Día y noche. Todo esto de la mano de mi faceta como cantante.
Háblenos de esa parte de su vida artística.
Como cantante también me inicié desde muy pequeña. Recuerdo que para un 6 de diciembre, en Quito, interpreté el tema Tú y yo de los hermanos Miño Naranjo con el cual habían ganado un certamen internacional, entonces doña Carlota Jaramillo se acercó a mi mamá y le dijo que se sentía contenta de saber que en su familia además de actores existiera una cantante que interpreta muy bien la música nacional. Bueno como me fui a los EE.UU no tuve la oportunidad de grabar aquí, pero allá sí lo hice. En 1972 grabó los temas Grande, grande, grande y Adiós tristeza, hola esperanza. Pasaron después cuatro años y grabé mi segundo Lp con Mi primer amor y Si al menos comprendieras. Lo que pasa es que en Ecuador no se escucharon esos temas con mi voz sino con la de otros intérpretes.
De regreso a Ecuador

Sonia comenta que en 1991 retornó a Ecuador porque «me divorcié, y en etapas como esas es cuando uno busca su casa para poder sobreponerse, entonces vine por dos meses y ya son cuatro años que estoy aquí.
Sobre su ingreso a La Feria de la Alegría indica que «vine a proponer un programa pero Eduardo Holmes, productor de La Feria, me dijo que el canal no estaba produciendo más programas entonces me propuso que creara un personaje para La Feria. Como dentro del espacio que propuse había un personaje que yo hacía y era una punk, pero como que no pegaba en el medio, nació Felita.
¿De dónde escogiste las características de este personaje?
Como había que buscar algo del medio, qué más popular que Barcelona, aparte de que es mi equipo preferido (en esos momentos observa el reloj de nuestro fotógrafo y acota aunque tú seas emelecista). Segundo, me fijé mucho en ese habladito medio sabroso y que arrastra las palabras del cual opino no es necesario que uno ande en algo medio raro sino que es ya parte de nuestro pueblo. Fíjate, a veces tú estás en una esquina cualquiera y de repente escuchas hablar así a personas de terno y corbata.
¿Sin embargo, Felita fue un personaje muy criticado?
Bueno lo que pasa es que existen personas que hablan como si tuvieran una papa en la boca y critican las otras formas de expresarse, pero no se dan cuenta de lo feo y ridículo de su forma de hablar que es además algo fingida mientras que la del pueblo es más natural.
¿A qué atribuyes el éxito de La Feria de la Alegría?
A que todo es natural, es lo que sale en el momento. Es la antítesis de lo que es la televisión, donde todo es planeado, perfecto. Aquí tenemos la idea, tal segmento, tal comercial, lo demás todo es improvisación y no es esa onda de que yo me las sé todas, y andamos con poses de gran estrella y super animador.
SU FACETA DE MADRE ¿Qué más nos puede contar de su faceta como actriz?
Le doy las gracias a Eduardo Holmes que me brindó la oportunidad de demostrarle al público una de mis facetas, la de actriz.
En EE.UU hice dos películas, la primera se llamó La bestia humana (pero no era yo la bestia, comenta con picardía), que protagonizaron Joaquín Cordero, Luz María Aguilar, Nidia Caro, tuve una participación especial en la cual cantaba. En la segunda sí fui la protagonista y en esa sí yo daba el grito, pues la película se llamó Un grito en la ciudad y representaba a una secretaría común y silvestre cuyo padre es asesinado por unos maleantes y para descubrirlos entra a trabajar como cantante en un club.
Por ahora tengo unos cuantos planes con el personaje de Felita y de la abuela Zoila Sorda Tapia de la Calle, quienes actuarán en una serie cómica dentro de La Feria de la Alegría.
Sonia Villar anima, canta y actúa, podría ser calificada de multifacética, pero una faceta que no tiene nada que ver con el ambiente artístico y que disfruta más es la de madre
Tengo un niño de 9 años, se llama Doni Carlo Dattoli Villar. Su padre es ítalo- argentino y era el director artístico musical de Sandro. Cuando era mi esposo me ayudó a grabar mi tercer disco.
¿Cómo es Sonia Villar?
Común y silvestre, me visto estrafalariamente. Siempre me gusta vestir jeans, camisetas y zapatos deportivos. Pero cuando estoy en el escenario uso lentejuelas, brillos y trajes largos. Así se describe esta animadora a quien se puede apreciar de lunes a viernes a las 17h00 en la Feria de la Alegría.