VICTORIA: Martín


El R. P. Martín de Victoria, nació en la ciudad de Victoria (España), y vistió el hábito de la Merced en la ciudad de Merced en la ciudad de Castilla. Ordenado sacerdote, le designaron los superiores para que viniera con las huestes conquistadoras al Nuevo Mundo. Su acción evangelizadora entre los salvajes fue muy recomendable: Insigne operario en la conversión de los gentiles, dice el Padre Colombo, convirtió a millares con su ejemplo y doctrina. Cuando el ilustre Conquistador Sebastián de Benalcázar entró en Quito, el Padre Victoria era Capellan de su ejército. Varón extraordinario por su santidad, de mucha unción en su predicación, muy ingenioso, ilustrado con el don de lenguas, en poco tiempo aprendió el Quechua; espíritu extraordinario que sacaba recursos de las mismas dificultades proporcionando una choza cubierta con la paja del Pichincha, para que sirviera de templo.
Edificó, pues, en Quito un colegio, pobre, en verdad, para su celo, pero dónde enseña perfectamente primeras letras. Religión, Gramática castellana, y Quechua, no sólo a los hijos de los españoles y de los caciques nobles, sino también a los mismos sacerdotes dedicados al ministerio evangélico.