Ullauri Gabriel Arsenio.

En 1.883, Edi tor del «Boletín Oficial» Arcenio Ullauri En 1.883, redactor del periódico «El Alfiler» Gabriel Arcenio Ullauri. Ninguno alcanzó el inmedia to gradóo superior de los gobáernos liberales, in- clusive Arcenio Ullauri que, desde el 95, fué en el Azuay espiritu y brazo de la revolución alfarista. &Por qué Ulaauri no 1legó al generalato, si atrevi- miento y valentía, talento y decisión eran signos de este liberal, que hizo morder el polvo a las falanges conservadoras, poniendo siempre en alto la bandera de la revolución, fiameada por don Eloy Alfaro?. Alfaro, pródigo en conceder prebendas, especialmente ascensos a sus partidarios; que 1legó a sus- tituit en un capillo de bautizo, ia cinta o medalla inscrita, por un despa- cho de Capitán de Ejército, en pro del venturoso ahijado, retoño de uno de sus comilitones. iPor que Alfaro no quiso agregar una estrella a las dignamente al- canzadas por el Coronel Ullauri, en los aruentos campos de la Restauración? ¿Que dió motivo a este acentuado rencor del caudillo liberal contra uno de sus más destacados y fervientes partidarios?. Don Roberto Andrade, en su li- bro Eloy Alfaro, dice que este General envió al Coronel Ullauri a Paita, con el encargo de conducir la nave, en la que había escapado Vintimilla y que se hallaba surta en ese puerto; que Ullauri la trajo, pero que la entrego al Ge- neral Salazar. No es posible que suponer que Alfaro, se haya valido del Secre- tario de su émulo, el General Salazar , para dicha comisión, sino que fué éste, Salazar, el que dió la orden, cumpli da por su Secretario. En cierta ocasión, y en medio de numeroso círculo de amigos, el Coronel Dr. Gabriel Arsenio U1lauri, reda tando algunas incidencias de la toma de Guayaquil, dijo, entre risas y cuchufletas:

A O ho den dei des salazar, a e desde uuerto de Paita, or Sin embargo, don Eloy, debióle el triunfo en el Chorro de Girón: U1lauri 1ley6 a cabo la penosa campaña de Tanquis, soportando las consecuencias de la derro- ta; y casi en seguida, al lado del Viejo Luchador, como Jefe, cubrió 1os puntos de más peligro en la dificil victoria del 23 de Agosto. Este paladín del Alfa- rismo, por una miserable intriga, fué desterrado y perseguido, como fueron con éi, los señores Federico y César Malo, liberales de escuela que honraban el partido. Súbitamente, el Coronel Ulàauró, acometido del mal misterioso, en con- tados días, descendió al sepulcro. Hiciéronse comentarios sobre la causa del deceso, pero especiaimente, del escándalo que diera este liberal, pidiendo con- fesor, con ahinco, y diciendo, y diciendo elel momento de recibir los óleos: Señor; te he ofendido mucho, pero nunca te he negado.. Unos momentos antes de cerrar los ojos (junio de 1.902), excusándosė con ei General Julio Andrade ( que no se aparto’ de su cabecera), de haberse confesado, dijo, balbuciante: Como no ser. Puede que sea. Yo debía acusa rme del horrible pecado de haber sido alfarista. De haber conseguido integrar el Gabinete de Alfaró, con José Peralta. De haber hecho liberal de un . Y aquí se calló para siempre. Gabriel Arsenio Ullauri que, si en la Restauración fué de los mejores soldados, hízose templar para el campo de las contiendas judiciales. A Peralta y a Ullauri tipifica la risa volteriana y sus émulos la temen más que la derro- ta. En 1.895 el acta suscrita por padres de familia, en el plebicito que se ha convocado, el mismo que, eligiendo para que lo presida al Dr. José Peralta, resolvió reconocer al General DON Eloy Alfaro por Jefe Supremo se la Repúbli- ca, y hombrar al Dr. Luis Malo de Jefe civil y militar de esta plaza, ratificane do los grados militares concedidos a Serrano y a Ullauri, por el ejército victo- rioso en el combate de Girón.

El Cronel Gabriel Arsenio U1lauri da al Jefe de Estado Mayor General, el parte de la batalla de Girón. El Jefe de Operaciones, General Setrano, transeribe esta parte al Ministro de/Guerra recomendando a su vez, al Coronel U1lauri y a Comandante Puell, por lalbravura e inteligencia con que en esta acción se des- tacaron. El 16 de Mayo de 1.896, Rafael M. Arízaga lanza su hoja suelta Para La Historia, poniendo ante los ojos del pueblo 1a situasión po1itica ecuatoria- na. Prueba que no habra 1ibertad de voto en las elecciones próximas, y al decla rar que se retira de la lucha, deja atizado el imperativo de la revolución en el alma conservadora. En efecto, el 23 de Mayo se intentó en Cuenca una revuel- ta, sofocada, tras corto tiroteo, por las guerrillas de U1lauri; seguida de la persecución y captura de muchos conservadores. Redactor del periódico «E1 Escalpelo» 1.887. cuenca Redactor del periódico «La Libertad» 1.889. Cuenca Colaborador del periódico «La Linterna» 1.889,Cuenca. Colaborador del periódico «El Progreso» 1.884, Cuenca. El 28 de Julio de 1.898 se suscribio el contrato para establecer una planta eléctrica en Coencap con el nombre de la LUZ DEL AZU AY, sociedad apónima, cuyo directorio lo integro el Sr. Gabriel Arcenio U1lauri, comolconsta de un folleto publicado en 1.899, con los estatutos de la «Sociedad Lúz del Azuay» y el personal birectivo. (H1). ==DE1 Dr. Gabriel Arsenio Ullauri, nativo de Cuenca (n. en 1.847) fue abogado, iilitar y periodista, habiéndose destacado como uno de los paladines del liberalismo radical del Azuay. Desempeñó varias fünciones públicas y fue presidente del I. Consejo Cantonal de Cuenca en 1.902, año de su fallecimiento. El Coronel , Dr. Gabriel Ullauri, murió el c ía 2 de Julio de 1.902. (H6).