Tupac Yupanqui.

Y andando Topa Inga Yupanqui conquistando la costa de Manta y la isla de la Puna y Tumbez, aportaron allí unos mercaderes que habían venido por la mar de hacia poniente en balsas, navegar do a la vela. De los cuales se informó de la tierra de donde vengan, que eran unas isas, llamadas una Auachumbi y otra Niñachumbe, adonde había mucha gente y oro. Y como Topa Inga era de animo y pensamientos altos y no se contentaba can lo que en tierra había conquistado, determino tentar la feliz ventura que le ayudaba por la mar. Mas no se creyó así ligeramente de los mercaderes navegantes cadecía el que de mercaderes no se debían los cápa(c)s así de la primera vez creer, porque es gente que habla mucho.

Y para hacer mas información, y como no era E negocio que dondequiera se podía informar del, llamó a un hambre que trata consigo en las conquistas, llamado Antarqui, el cual todos estos afirmaban que era grande nigromántico, tanto que volaba por los aires. Al cual pregunto Topa Inga si lo que los mercaderes marinos decían de las islas era verdad. Antarqui le respondió, después de haberlo pensado bien, que era verdad lo que decían y qué iría primero allá. Y así dicen que fue por sus artes, y tanteo el camino y vido las islas, gente riqueza de ellas, y tomado dio certidumbre de todo a Topa Inga. El cual, con esta certeza, se determino ir allá. Ya para esto hizo una numerosísima cantidad de balsas, en que embarcó mas de veinte mil soldados escogidos. Y llevo consigo por capitanes a Guaman Achachi, Conde Yupanqui,Quigual Topa(estos eran Hannazucos), y a Yancan.

Maita ( Hurincuzcos) ; y llevo por general de toda el armada a su hermano Tilca Yupanqui, y dejo con los que quedaran en tierra a Apo Yupanqui. Navegő Topa Inga y fue y descubrió las Islas Auachumbi y Niñachumbi, y volvió de allá, de donde trajo gente negra y mucho oro y una silla de latón y un pellejo y quijadas de caballo; los cuales trofeos se guardaron en la fortaleza del Cuzco hasta el tiempo de los españoles. Este pellejo y quijada de caballo guardaba una inga principal, que hoy vive y dio esta relación, y se hallo presente, y llamase Urco Guaranga, Hago instancia en esto, porque a los que supieren algo de Indias les parecerá un caso extraño y dificultoso de creer. Tardó en este viaje Topa Inca Yupanqui mas de nueve meses- otros dicen un año- y como tardaba al ratificarse los demás tanto tiempo, todos le tenían por muerto; mas por disimular y fingir que tenían nuevas de Topa Inga, Apo Yupangui, su capitán de la gente de tierra, hacia alegrías; aunque después le fueron glosadas al revés, diciendo que aquellas alegrías eran de placer porque no parecía Topa Inga Yupanqui, y le costo la vida.