TORRES: Diego de


Diego Torres obtiene una propiedad en junio de 1537, denominada Gualahaló y que linda con la de Francisco de Londoño, perteneciente también a la citada provincia.