TOBAR Y ERAZO: Pedro


En 1799 el presidente de la Real Audiencia de Quito, Barón de Carondelet, contrato con Pedro Tobar y Erazo, la terminación de un camino transitable todo el año, entre Guarandas y Bodegas de Babahoyo; tres años más tarde Carondelet informaba que Tobar estaba a punto de “dar la última mano” a la obra.