TOBAR DONOSO: Julio


Nació en Quito el 25 de enero de 1894.

En 1917 obtuvo el título de Abogado. Miembro de la Academia Nacional de Historia, de su similar de Venezuela; Miembro de la Academia Ecuatoriana Correspondiente a la Real Española, pertenece además a otras y valiosas instituciones. Hombre público de proceder íntegro y de actuaciones verticales, su dación cultural es de las más abundantes e importantes de cuantas se han entregado al país.
Isaac J. Barrera en «Historia de la Literatura Ecuatoriana» indica: «Ha correspondido a Julio Tobar Donoso el estudio de nuestra Historia desde los días de la emancipación hasta los tiempos modernos. La obra escrita por este cultivador inteligente de las ciencias Jurídicas e Históricas tendrá que ser consultada a menudo siempre que se quieran examinar los problemas principales de la democracia ecuatoriana. Tobar, como historiador y como ciudadano, observa los más rígidos principios de moral. Defenderá sus puntos de vista de católico, pero se ceñirá estrictamente a la verdad, con honradez que nadie pone en duda. Su posición de ciudadano benemérito le ha acarreado grandes sinsabores; pero ha cumplido con su deber, aún a sabiendas de que sacrificaba su tranquilidad ante el bien superior de lo que convenía a los momentos más angustiosos para la Patria. Muchos reclamarían después por la actitud asumida por este hombre íntegro, cuando en la emergencia no supieron llenar la obligación cívica y patriótica con la misma decisión de sacrificio que Tobar.
Tobar es uno de los historiógrafos de obra más abundante, sobre cuestiones de trascendencia en la vida de la República. Si como jurista e internacionalista le ha correspondido estudiar los fundamentos históricos de la nacionalidad ecuatoriana, como estadista y como historiador de los acontecimientos ocurridos en el Ecuador desde la emancipación del coloniaje, sus libros han recorrido los tópicos de mayor importancia en su dilucidación para comprender lo que hemos hecho, y para saber lo que había que hacer en bien de la nación y de sus instituciones
Abundante es su producción, la conforman millares de páginas altamente significativas; algunos de sus principales libros: «Garcia Moreno y la instrucción pública», 1923 – 1949: «Desarrollo constitucional del Ecuador», 1925 – 1936; «Figuras del Catolicismo Social», 1928; «Por la libertad de enseñanza». 1930; «La institución pública en el Ecuador, 1930; «La iglesia ecuatoriana en el siglo XIX“, 1934; «Catolicismo social», 1936; «Monografías históricas», 1938; «Discursos en las Asambleas Interamericanas de Lima, Panamá y La Habana», 1940; “González Suárez, defensor por excelencia en el Ecuador de la libertad de la Iglesia», 1944; «Estudios religiosos», 1944; «La invasión peruana y el Protocolo de Río», 1945; «El lenguaje rural en la región interandina del Ecuador», 1961.
Julio Tobar Donoso es hombre de historia, escribe y hace historia; su prosa es el clasicismo marcado, severa, elegante, rigurosamente elaborada abraza aspectos del convivir humano en miras al perfeccionamiento que se anhela; allí están motivos nacidos de una creencia firme que no admite cambio, allí pasión por ese algo que forma la contextura de los hombres de la idea, allí uno de los más notables escritores que se han dado por estos predios,