SEMINARIO; Miguel


La Casa Luzarraga, principal accionista del Banco y Miguel Suarez Seminario, otro influyente socio ( la primera tenía 22 acciones mayores y el segundo 3, de un total de 60, presentaron la candidatura de don Adolfo Hidalgo, apoderado de Plans y Cia., firma formada por uno de los socios de plans, Perez y Obarrio, que estaba entonces en liquidación. El liquidador de ésta, Arosemena, era el otro candidato.
La candidatura de Hidalgo, con el poderoso auspicio que contaba, parecía destinada al triunfo. Por Arosemena trabajó un grupo encabezado por Pedro Pablo Garcia Moreno, Rosales y Cia. José Vivero y Leonardo Stagg. A la hora de la hora fue el prestigio de Arosemena y su actuación como Interventor del banco, lo que primó. Hidalgo renunció a su candidatura y Arosemena fue elegido gerente.
Con la introducción del llamado cacao «venezolano», traído al Ecuador por Don Miguel Seminario desde Trinidad, se pudo emprender el cultivo de este cacao en la zona de lomas. El cacao “venezolano” por tener un sistema de raíces más leñoso podía cultivarse en tierras irregulares. Esta ocupación de la nueva frontera agrícola se garantizó pues, «Todo el mundo se dedicó a sembrar en las tierras ondulantes, porque las tierras buenas estaban todas aprovechadas, se comenző a sembrar en zonas como Mocache, Quevedo, Ventanas, Montalvo, etc., áreas. más cercanas a la cordillera y que no habían sido topadas hasta entonces».