Salvador Lara Jorge.

Salvador Lara Jorge Diego (1926).

Nació en Quito, el 4 de septiembre de 1926.

Doctor en Derecho, Abogado de los Tribunales y Juzgados de la República. Profesor de Segunda Enseñanza.

Segundo Secretario de la Embajada del Ecuador en Lima; Primer Secretario de la Embajada del Ecuador en Chile (Santiago); Jefe de Asistencia Técnica y Director de Organismos Internacionales en la Cancillería del Ecuador; Plenipotenciario en la Conferencia del Pacífico Sur (1954, Lima); Delegado a la X Conferencia de la UNESCO (París, 1958); Primer Secretario de la Embajada del Ecuador en París; Delegado Alterno de la Oficina Europea de al ONU (Ginebra, 1960); Diputado por Pichincha al Congreso Nacional (1962-63, 1968-70); Presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara (1962-68); Abogado del Municipio de Quito, Procurador Síndico ad.interim; Ministro de Relaciones Exteriores (1966); Presidente de la Delegación Ecuatoriana a la Asamblea General de las Naciones Unidas, New York; Profesor del Colegio San Gabriel, Profesor de la Academia Militar Ecuador, Profesor de la Pontificia Univesidad Católica; Consejero de Estado; Vocal de la Junta Consultiva de RR. EE. (1968); Miembro de la Junta General de la Casa de la Cultura Ecuatoriana.

Individuo de Número de la Academia Nacional de Historia. Individuo de Número de la Academia Ecuatoriana de la Lengua, Correspondiente de la Española. Miembro del Ateneo Ecuatoriano, de la Sociedad Bolivariana del Ecuador, del Instituto Ecuatorianao de Cultura Hispánica, del Instituto de Cultura Hispánica de Madrid (Placa de Honor), del Sindicato de Escritores y Artistas de Chile, del Instituto Hispano-Ruso-Amricano de Derecho Internacional (Madrid), de la Sociedad Paraguaya de Investigaciones Históricas (Correspondiente), de la Asociación Argentina de Derecho Internacional (Correspondiente), de la Sociedad de Investigaciones Históricas de Guayaquil (Correspondiente).

Ha recibido las siguientes distinciones (condecoraciones, medallas): Orden Nacional “Al Mérito”, del Ecuador; Gran Cruz; Orden del Mérito Civil, de España: Comendador (1958); Orden de Isabel la Católica, de España: Comendador (1965); Orden del Mérito, de Italia: Gran Cruz (1966); Collar de la Orden de San Raimundo de Peñafort (España, 1968).

Cuéntanse entre sus obras publicadas “Semblanza apasionada de Isabel la Católica”, Quito, 1957; “La documentación sobre los próceres de la Independencia y la crítica histórica”, C.C.E., Quito, 1959; “El pensamiento social en los pueblos antiguos. Introducción a la Historia de la Sociología”, C.C.E., 1960, Quito; “La Patria Heroica, Ensayos críticos sobre la Independencia”, Quito; 1961; “Memoria del Ministro de Relaciones Exteriores”, Quito, 1966; “Discurso del Canciller Salvador Lara”, Quito, 1966; “Voces del alma en fuga” (poesia), 1949; “Cuaderno del combatiente” (poesía), 1958. Más de treinta títulos identifican sus folletos y separatas de tema histórico.

Colabora en varios e importantes periódicos y revistas: de 1965 a 1968 mantuvo la columna “Mensaje al Hombre Común” en “El Tiempo” de Quito; muy leída es su columna en “El Comercio” de Quito.

Ha pronunciado conferencias y discursos en casi todas las ciudades del País; en el exterior; Lima, Santiago de Chile, Buenos Aires, Popayán, Bogotá, Cartagena de Indias, Mérida, Caracas, San Salvador, New York, Madrid, Sevilla, París, Ginebra y Roma.

El curriculum vitae enunciado demuestra, muy a las claras, la importancia de este distingido escritor y hombre público que le vemos en la acción permanente ya promoviendo cultura, ya en el sillón del Parlamento como de la Academia, ya en las funciones inherentes a su profesión de Abogado y de Catedrático, con su marcada afabilidad demostrándose en todos los instantes de su quehacer del espíritu, intelectual de amplia cultura, escritor de prosa brillante y de bella y exacta palabra, historiador, orador de grandes proporciones; en fin, valor humano, de primera línea, de la Patria.

Director de la Academia Nacional de Historia. En 1974 la Casa de la Cultura Ecuatoriana publicó su voluminoso y antológico “TESTIMONIO”.